Tiran a cristianos al mar Mediterráneo

Durante una travesía en barco desde Libia, una docena de cristianos fueron arrojados al mar por migrantes musulmanes.

 La crisis migratoria en Italia tomó hoy un cariz aún más dramático luego de informarse que 12 cristianos fueron arrojados al mar por musulmanes durante una travesía en barco desde Libia, mientras que una organización internacional denunció la presunta muerte de 41 personas en un nuevo naufragio en el Mediterráneo.

El caso de los cristianos y los nuevos fallecimientos llegaron en medio de un aluvión sin precedentes de migrantes hacia las costas europeas y días después de la presunta muerte de 400 norafricanos en otro naufragio de una embarcación salida también de Libia, en una de las mayores tragedias de inmigrantes de la última década.

Pese a las escenas de desesperación mostradas por la TV italiana en los últimos días, ninguno de los 28 países de la Unión Europea (UE), el bloque comercial más rico del mundo, ha prometido un solo barco, un solo avión o un solo euro para volver a poner en marcha operaciones de rescate de migrantes en el Mediterráneo.

Con la primavera, la estación pico para las peligrosas travesías marítimas clandestinas desde Africa a Europa, ya comenzada, la UE no está discutiendo ninguna ley ni tiene en vistas ningún encuentro para discutir el problema, que desde el viernes pasado ha visto llegar a las costas de Italia a 10.000 personas.

La acción más visible ha provenido de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha prometido, desde el mes próximo, destinar un barco con un equipo médico a bordo para rescatar a migrantes del Mediterráneo.

"Somos sumamente conscientes de que tenemos un solo barco. Es una tragedia que Europa le haya vuelto la espalda a este problema", dijo Hernan del Valle, jefe de asuntos humanitarios de MSF.

La UE reconoce que no tiene un plan para lidiar con esta creciente catástrofe y que no hay apetito de relanzar una operación de emergencia como la que Italia implementó en 2013-2014 cuando los migrantes comenzaron a ahogarse en gran número, y que los Veintiocho dejaron de financiar en diciembre pasado.

Con la crisis al rojo vivo, la policía de Palermo, en el sur de Italia, dijo hoy que migrantes musulmanes arrojaron por la borda a 12 cristianos durante una reciente travesía desde Libia, un país sumido en el caos desde el derrocamiento, hace cuatro años, del líder Muammar Kaddafi.

La policía siciliana dijo que 15 personas fueron detenidas como sospechosos del asalto en alta mar, del cual se enteraron mientras interrogaban a supervivientes de Nigeria y Ghana que habían llegado ayer a Palermo luego de ser rescatados en el mar por un barco.

Los 15 están acusados de homicidio múltiple agravado por odio religioso, dijo la policía en un comunicado, informó la cadena BBC.

Los sobrevivientes contaron que abordaron un bote inflable el 14 de abril en la costa Libia que transportaba clandestinamente a 105 pasajeros.

Durante el cruce, migrantes de Nigeria y Ghana al parecer cristinos fueron amenzados con ser abandonados en el mar por pasajeros de Costa de Marfil, Senegal, Mali y Guinea Bissau.

Los migrantes concretaron finalmente sus amenazas y tiraron al mar a las 12 víctimas porque éstas "profesaban la fe cristiana mientras que los agresores eran musulmanes", dijo el comunicado policial.

Los crisitanos supervivientes lograron permanecer en el bote formando una "cadena humana" para resistir el ataque, agregó el parte. 

Opiniones (1)
25 de mayo de 2018 | 21:21
2
ERROR
25 de mayo de 2018 | 21:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. PRIMITIVOS IGNORANTES
    1