La ONU impone embargo de armas a líderes hutíes en Yemen

El máximo órgano del ente aprobó imponer embargo de armas, congelación de activos y prohibición de viajar al líder rebelde, Abdul Malik al Houthi.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy una resolución que impone el embargo de armas y otras sanciones a los líderes rebeldes hutíes de Yemen y pide un alto el fuego inmediato.

El máximo órgano de la ONU aprobó imponer el embargo de armas, la congelación de activos y la prohibición de viajar al exterior al líder del grupo rebelde, Abdul Malik al Houthi, así como al ex presidente yemení Ali Abdullah Saleh y a su hijo Ahmed Ali Abdullah Saleh.

La resolución establece que los 193 miembros de la ONU "deben adoptar de inmediato todas las medidas necesarias" para evitar "el abastecimiento directo o indirecto, el comercio o la facilitación" de armas. Tampoco se podrán entregar barcos, aviones o camiones. Todo cargamento enviado a Yemen será registrado "de acuerdo con el derecho internacional".

El texto, propuesto por Jordania, también exige el acceso de ayuda humanitaria y que se garantice la seguridad de los civiles. Los países árabes pidieron en marzo sanciones contra los hutíes, poco después de que estos comenzaran a avanzar hacia la ciudad de Adén, bastión del presidente Abd Rabu Mansur Hadi, que finalmente huyó fuera del país.

De los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, 14 votaron a favor de la resolución, mientras que Rusia, que tiene derecho a veto, se abstuvo. Moscú es un aliado de Teherán, del que a su vez se sospecha que está apoyando a los hutíes en Yemen.

"Desde nuestro punto de vista, esta resolucion no está completamente en línea con la política de la ONU", afirmó el embajador de Rusia en Naciones Unidas, Vitali Churkin. "No estuvimos lo suficientemente implicados" en ella, agregó.

La embajadora estadounidense en la ONU, Samantha Power, saludó sin embargo la decisión. "Condenamos los ataques unilaterales de los hutíes, que socavan el orden legítimo", afirmó Power. "Las consecuencias para el pueblo yemení son la inestabilidad y la violencia. Tiene que haber consecuencias para los responsables", advirtió.

Pocas horas después de la votación, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que había emitido sanciones contra Al Houthi y Ahmed Ali Saleh en línea con la resolución del Consejo.

Yemen se encuentra inmerso en una guerra civil. Los rebeldes hutíes tomaron hace meses la capital, Saná, y expulsaron al presidente Hadi, que huyó primero a Adén y acabó por marcharse del país.

Se considera que las fuerzas que apoyan a los hutíes son fieles al ex presidente Saleh, quien tuvo que reununciar al poder en 2011 en medio de las protestas de la Primavera Árabe. Muchos de ellos forman parte de las disuelta Guardia Republicana, que estuvo comandada por el hijo de Saleh hasta 2013.

La ONU ya sancionó previamente a Saleh y a otros dos comandantes hutíes después de la toma de Saná, en septiembre.

Por su parte, los leales a Hadi reciben desde marzo apoyo de Arabia Saudí y otros ocho países sunitas que bombardean posiciones de los hutíes.

Por su parte, la rama yemení de la red terrorista Al Qaeda informó a través de un comunicado que su líder iedológico Ibrahim al Rubaish fue abatido hoy junto con otros miembros de la agrupación en un ataque aéreo.

El anuncio, que no pudo ser verificado por dpa, describe a Rubaish como "uno de los héroes de Tora Bora", en referencia con el complejo de cuevas, ubicado cerca de la frontera de Afganistán con Pakistán, donde los combatientes de Al Qaeda se enfrentaron a las fuerzas estadounidenses en 2001.

En tanto, la producción y exportación de gas natural quedó paralizada en Yemen, después de que combatientes leales a Hadi se hicieran con el control de la terminal exportadora de este combustible en la provincia de Shabwa, en el sur del país.

La compañía Yemen LNG anunció la suspensión de la producción en respuesta al "empeoramiento de la seguridad en las inmediaciones de Balhaf" y evacuó a su personal.

Además continúan los combates en varias regiones del sur del país y en la provincia de Marib, en el este, donde se encuentran los principales campos de petróleo y gas.

Como consecuencia, Saná volvió a quedarse sin electricidad por segundo día. Según el Ministerio de Electricidad, durante los combates de Marib resultaron dañadas las líneas eléctricas de la mayor estación generadora del país.

Los hutíes acusan a las tribus locales de Marib de colaborar con el grupo terrorista Al Qaeda, que también se enfrenta a los rebeldes.

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
17 de junio de 2018 | 19:28
1
ERROR
17 de junio de 2018 | 19:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"