Erdogan condenó al papa Francisco por hablar del “genocidio” armenio

El presidente de Turquía advirtió además al sumo pontífice que espera "que no vuelva a cometer un error de este tipo".

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, expresó su "condena" al papa Francisco por hablar de genocidio armenio.

Es por el reciente sermón en el que Francisco hizo mención al "genocidio" armenio, un término que Ankara rechaza, y advirtió al pontífice que no vuelva a cometer un "error" como ése.

"Condeno al Papa y quiero advertirle que espero que no vuelva a cometer un error de este tipo", dijo el presidente turco en un discurso ante representantes de la Asociación de Exportadores de Turquía, que fue transmitido en directo por la cadena turca NTV y reproducido por la agencia de noticias EFE.

"Cuando algunos políticos y religiosos asumen el trabajo de historiadores, no dicen verdades, sino estupideces", añadió el presidente turco, en una declaración que se suma a la áspera ola de respuestas desatadas en Ankara luego que el pontífice hiciera referencia a esta masacre el domingo pasado, durante una misa celebrada homenaje a las víctimas en la Basílica de San Pedro.

Esta matanza perpetrada entre 1915 y 1925 divide profundamente a Ankara y Ereván.

Las autoridades turcas sostienen que se trató de una guerra civil enmarcada en la Primera Guerra Mundial en la que también murieron miles de musulmanes, y pese a que el tema es de capital importancia para las aspiraciones turcas de ingreso a la Unión Europea, las posturas irreconciliables siguen siendo la tónica del atávico litigio.

Apenas horas después de los dichos de Francisco, el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, rechazó sus expresiones y señaló que las mismas "revelan una discriminación hacia los musulmanes y turcos por parte de los cristianos".

Para Cavusolgu, la interpretación de estos eventos tan dolorosos de forma parcial "es inapropiada para un Papa y para la autoridad que representa", y subrayó que que esas declaraciones "están alejadas de la realidad histórica y legal".

Las declaraciones del canciller antecedieron a dos fuertes gestos simbólicos de Ankara que fueron la convocatoria al nuncio apostólico en Ankara y el llamado a consultas del embajador turco en el Vaticano.

En una conferencia de prensa en Mongolia, ayer, Cavusoglu no descartó otras medidas y subrayó que "los pasos que se tomarán (contra el Vaticano) se harán públicos después de las consultas".

Mención aparte merecen los dichos del ministro turco de Asuntos para la Unión Europea, Volkan Bozkır, quien aseguró que el reconocimiento del genocidio armenio por parte del Papa Francisco se produjo porque el Sumo Pontífice "es de Argentina", un país que "dio la bienvenida a los nazis, que fueron los principales autores del Holocausto judío".

Bozkır, consideró además "lamentable" que en Argentina, "la diáspora armenia domina la prensa y los negocios".

En línea similar, en tanto, el jefe de la oficina estatal de asuntos religiosos de Turquía, Mehmet Gormez, manifestó que el Vaticano "está influido por grupos de presión y empresas de relaciones públicas", mientras el presidente del Parlamento turco, Cemil Cicek, también habló de "discriminación" e "injuria" y calificó las palabras de Francisco como "racistas".

Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 22:14
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 22:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"