Ya preparan cumbre del G7 en Alemania

Involucra a “los países más industrializados del mundo”: Alemania, Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Italia, Japón, Canadá y también a la Unión Europea.

Los ministros del Exterior de los siete principales países industrializados del mundo, que conforman el llamado Grupo de los Siete (G7), se darán cita mañana y el miércoles en la ciudad alemana de Lübeck para preparar la cumbre que tendrá lugar el 7 y 8 de junio bajo la presidencia rotativa de Alemania.

Los titulares de la diplomacia de Alemania, Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Italia, Japón, Canadá y la representante de la política exterior de la Unión Europea analizarán temas de relevancia global de cara a la cita que mantendrán los jefes de Estado y de gobierno en el castillo de Elmau, en el sur del país.

El tema más candente que ocupará a los ministros será el conflicto de Ucrania, que llevó a los países de Occidente el año pasado a expulsar a Rusia del selecto círculo en reacción a la anexión de Crimea y al respaldo de Moscú a los separatistas del este ucraniano.

La cita en Lübeck plantea una situación embarazosa para el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, quien asistirá hoy en Berlín a una reunión con sus pares de Alemania, Francia y Ucrania para avanzar en la aplicación del acuerdo de paz ucraniano pactado en febrero.

Lavrov no fue ni siquiera convocado en calidad de invitado a Lübeck, aún cuando las autoridades alemanas destacan el papel constructivo que ha asumido Moscú en las negociaciones por el control del programa nuclear de Irán.

"Nuestro interés no es aislar a Rusia de forma duradera", opinó en declaraciones al diario "Die Welt" el anfitrión de la cita, el ministro alemán Frank-Walter Steinmeier.

No se esperan resoluciones de peso debido a que este tipo de encuentros es de carácter informal. Probablemente se emita un llamamiento general a llevar a la práctica lo acordado en la capital bielorrusa de Minsk con la mediación de Alemania y Francia.

Los ministros también abordarán otros temas de actualidad como las negociaciones para un acuerdo en junio con Irán, el enfrentamiento con las milicias terroristas del Estado Islámico y la lucha contra el ébola en el oeste de África.

Sobre este última tema, Steinmeier planteará probablemente a sus homólogos la propuesta de crear una dotación de "cascos blancos", una tropa médica de intervención rápida.

Además, se espera que los ministros emitan el miércoles una declaración para llamar la atención sobre los crecientes problemas de seguridad que afronta el comercio marítimo, que constituye un 90 por ciento del comercio mundial.

El encuentro de Lübeck se realizará bajo estrictas medidas de seguridad por temor a excesos de violencia como los registrados hace poco con motivo de la inauguración de la nueva sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, que se saldaron con 200 heridos y cuantiosos daños.

La Confederación de Sindicatos Alemanes desconvocó una manifestación prevista para mañana por temor a posibles desmanes. Unos 3.500 policías serán desplegados en la ciudad y están anunciadas una decena de protestas con la participación de hasta 5.000 manifestantes.

La agenda de los ministros comenzará mañana por la tarde con una visita a la casa-museo dedicada al ex canciller y Premio Nobel de la Paz Willy Brandt. Tras una reunión con jóvenes estudiantes, los políticos compartirán una cena en privado. El miércoles tendrán lugar las deliberaciones en un museo de la ciudad.

Alemania escogió a Lübeck por su tradición de líder de la Hansa, la alianza comercial que unió en la Edad Media a casi dos centenares de ciudades en las regiones de los mares Báltico y del Norte y creó un espacio económico que se extendió desde la rusa Novgorod, en el este, hasta Londres y Brujas, en el oeste.

"La Hansa es un ejemplo de cómo un modelo de cooperación forjado por encima de las fronteras estatales, lingüísticas y culturales y pese a intereses dispares deparó prosperidad y una convivencia pacífica a grandes partes de Europa", señaló Steinmeier en una entrevista al diario local "Lübecker Nachrichten".

El ministro germano también destacó la importancia cultural y política de la ciudad, cuna de tres Premios Nobel. Thomas Mann, Premio Nobel de Literatura en 1929 y Willy Brandt, Premio Nobel de 1971, son hijos ilustres de Lübeck. La ciudad del norte alemán es además la que eligió para instalarse Günter Grass, Nobel de Literatura en 1999, quien falleció hoy a los 87 años.

Lübeck tiene 214.000 habitantes y destaca por su pintoresco casco antiguo medieval rodeado de agua que fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO como ejemplo del estilo gótico báltico.

Alemania asumió en junio la presidencia de turno del Grupo de los Siete. A la reunión de los titulares de Exteriores le sucederán encuentros de los de Energía, el 11 y 12 de mayo en Hamburgo, y de los de Finanzas y presidentes de bancos centrales, del 27 al 29 de mayo en Dresde.

Fuente: María Laura Aráoz, Dpa.

Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 08:39
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 08:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"