Muere otro de los espeléologos españoles accidentados en Marruecos

José Antonio Martínez Jiménez, el espeleólogo español de 41 años herido en el accidente que costó la vida a Gustavo Virués, falleció el domingo.

El inspector jefe de la Policía Nacional, que sufría una fractura en una pierna y una contusión en la cabeza, no pudo soportar tantos días sin recibir tratamiento para sus heridas.

La ayuda española fue clave para lograr el rescate del tercer miembro de la expedición, Juan Bolívar. El agente de la Policía Nacional de 27 años no está herido pero padece una leve hipotermia.

El equipo recibió este domingo el permiso de Marruecos para incorporarse a las tareas de rescate. Después de aterrizar en Uarzazate en el avión fletado por el Ministerio del Interior fueron trasladados en helicópteros de la Gendarmería marroquí al lugar de la tragedia.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dado instrucciones para que el avión de la Policía española que les ha llevado a Marruecos permanezca en Uarzazate por si es requerido en la repatriación de las víctimas.

Desde el primer momento, los familiares de los hombres han manifestado sus quejas por la falta de medios y por la tardanza en las labores de rescate. Este malestar ha continuado en las últimas horas, al considerar que no ha habido una correcta organización del dispositivo de emergencia y que sus trabajos se han demorado demasiado.



Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 09:20
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 09:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"