Nisman y la peor imagen de Argentina en la prensa de EEUU

The Daily Beast comparó el caso del fiscal argentino con otro similar ocurrido en los 90 en Alemania y deja un claro mensaje de desesperanza para el país.

Un artículo de la publicación The Daily Beast titulado “Asesinos de Irán en Berlín” deja mal parada a la Argentina, al comparar al fiscal Nisman, cuya muerte aún no está aclarada, con su “predecesor” alemán, Bruno Jost, en una historia con mejor final que el del hombre que investigó el caso AMIA e imputó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

The Daily Beast es un medio dos veces premiado como mejor sitio de noticias, con más de 27 millones de visitas únicas por semana y está asociado al grupo propietario de la revista Newsweek.   

El artículo escrito por Roya Hakakian, al abordar comparaciones entre el fiscal alemán y del argentino, deja en evidencia una imagen de impunidad de Argentina y de país no serio.  

Por ejemplo:

  • “Más allá de los méritos legales de los argumentos de Nisman, lo que sí quedó en claro desde hace mucho tiempo es que la causa contra Irán no irá a ninguna parte en Argentina".

  • “Nisman tuvo un predecesor en Alemania, llamado Bruno Jost. Como Nisman, Jost estaba en la cima de su carrera cuando dio a conocer lo que se conoció como “el caso de su vida”. Al igual que Nisman, a Jost se le asignó la investigación del asesinato de tres dirigentes kurdos iraníes en 1992 en un restaurante de Berlín. También como Nisman, Jost determinó que Irán planeó el crimen. Hoy Jost vive. Está retirado y se deleita con la apicultura. Pero Nisman está muerto. Dos casos similares y dos destinos muy diferentes para sus investigadores”.

  • “Quizá el mismo espíritu puede cruzar al otro continente para mover el curso de la investigación de los argentinos. Pero una cosa es segura: la suma del atentado a la AMIA en 1994, el papel letal de Irán, la mala conducta desempeñada por el ex presidente Carlos Menem, una supuesta conspiración para detener las negociaciones nucleares, el misterioso asesinato de Alberto Nisman y la supuesta corrupción de la presidenta Cristina Kirchner o de la Inteligencia Argentina se suman a algo más grande: se trata de la Argentina en sí misma y si los fantasmas de su pasado sucio son realmente enterrados o siguen al acecho en las sombras”.

Lo que pasó en Alemania


“En junio de 1993, el fiscal Alexander von Stahl se vio obligado a dimitir. Había desobedecido las exigencias del Ministerio de Justicia alemán y había firmado el acta de acusación contra Teherán. Entonces el zar de los espias, Berard Schmidbauer, se reunió en secreto con su homólogo de Irán, Ali Fallahian. Este último había traído ofrecimientos para liberar a varios rehenes occidentales en el Líbano, a cambio de evitar que se inicie el juicio. Cuando Schmidbauer le expresó a Fallahian que no tenía el poder para influir en la justicia, su homólogo irrumpió con ira. Entonces el juicio se inició. Schmidbauer fue citado a declarar sobre la noticia filtrada de su encuentro secreto con Fallahian (que hasta entonces había negado públicamente) y su testimonio fue un duro golpe en la causa”, explica el artículo difundido por el portal informativo estadounidense.

A diferencia de lo que hoy ocurre en Argentina, con un panorama de impunidad a la vista, en Alemania el caso de Bruno Jost fue a los tribunales, el juicio duró cuatro años, costó tres millones de dólares y declararon 176 testigos.

Ver el artículo difundido por The Daily Beast


Claves: Nisman
Opiniones (3)
18 de junio de 2018 | 18:56
4
ERROR
18 de junio de 2018 | 18:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. los muchachos de cornejo y macri estaran con la cola prendida fuego con estas opiniones de sus papis yankees
    3
  2. y a quién le importa lo que piensa EE.UU. sobre nosotros o cualquier otro país? Es una falta de respeto que un medio argentino le de espacio a este tipo de notas. Si EE.UU. piensa mal de nosotros es una buena noticia.
    2
  3. Que preocupación muchachos de MDZ,. la prensa Yanqui es muy coherente; Nisman iba a la Embajada una vez por mes para que le dijeran que tenia que hacer. Se nota mucho muchachos; se nota mucho.
    1