Germanwings: el copiloto no debía volar el día del accidente

Esta mañana, la fiscalía alemana informó que Andreas Lubitz (27), el copiloto de Germanwings que supuestamente estrelló de forma voluntaria el avión, ocultó que estaba en tratamiento.

Ayer, durante el allanamiento que se realizó en la casa de Andreas Lubitz y de sus padres, la policía no halló ninguna carta de despedida o posibles razones para explicar su acto. Sí se encontraron documentos médicos que desvelan que estaba en tratamiento médico y que incluso tenía un parte de baja para el día del accidente, el pasado martes. Según la fiscalía, la policía lo halló roto en pedazos.

El copiloto no podía volar el día de la tragedia, pero rompió el certificado médico.

El portavoz del Ministerio de Interior de Alemania, Johannes Dimroth, explicó en diálogo con la prensa que las investigaciones no dieron por el momento con ningún "indicio" de motivación terrorista, aunque un portavoz de la fiscalía dijo a El País que en la vivienda del joven se encontraron "papeles y objetos" que ahora deberán ser investigados.

Las especulaciones surgieron después de que el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, admitió que Lubitz interrumpió su formación hace seis años y estuvo un tiempo de licencia. Spohr no explicó los motivos por razones de “confidencialidad”, pero subrayó que el copiloto pasó todas las pruebas. "Era 100% apto para volar", reiteró.

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 04:58
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 04:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"