Mueren tres mujeres por negarse a casarse con militantes en Mosul

Se estima que unas 150 mujeres han sido asesinadas al rechazar su participación en la bautizada como "yihad sexual".

 El autodenominadoEstado Islámicoha ejecutado en los últimos días a tres mujeres en Mosul, segunda ciudad de Irak convertida en su feudo desde el pasado junio, después de que se negaran a mantener relaciones sexuales y aceptar un matrimonio temporal con miembros de la organización yihadista.

Las huestes del califato, proclamado en las vastas zonas de Siria e Irak bajo su yugo, secuestraron el pasado miércoles a al menos 13 féminas en varios barrios de Mosul. Un testigo ha relatado al diario kurdo Basnews que tres de las rehenes rehusaron firmar un "nikah" (matrimonio) temporal con combatientes yihadistas y fueron liquidadas tras ser trasladadas a Nimrud, en el este de Mosul.

Se estima que unas 150 mujeres han sido asesinadas al rechazar su participación en la bautizada como "yihad sexual". El pasado agosto, en una brutal ofensiva en el norte de Irak, el IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) secuestró a cientos de mujeres de la minoría yazidí; repartió a algunas entre sus militantes e incluso traficó con ellas tras ser convertidas forzosamente al islam.

Entretanto, la organización yihadista que dirige Abu Bakr al Bagdadi ha difundido este viernes un vídeo con la decapitación de tres "peshmergas" (soldados de la región autónoma del Kurdistán iraquí). En la secuencia, de 6 minutos de duración, tres miembros del IS amenazan en kurdo a las autoridades de Erbil de asesinar a las varias "decenas" de uniformados kurdos que tienen en su poder si no cesa la colaboración con la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

"Al pueblo musulmán kurdo: sabed que nuestra guerra no es con ustedes sino con quienes se aventuraron en una alianza con los safávidos [una poderosa dinastía que gobernó Persia entre los siglos XVI y XVIII] y los cruzados para librar la guerra contra los musulmanes", declaró uno de los verdugos antes de que otro de los yihadistas advirtiera al presidente kurdo Masud Barzani de que "con cada cohete lanzado contra el territorio del IS, matará a uno de sus prisioneros con sus propias manos".

Cruce de cohetes

La última atrocidad del IS -que coincide con la celebración del Newroz, el año nuevo kurdo- se produce días después de un cruce de cohetes. Las tropas kurdas lanzaron un artefacto contra Mosul en respuesta a un misil que impactó en los alrededor de Erbil, la capital del Kurdistán.

El mes pasado el IS divulgó un vídeo en el que exhibía a 17 "peshmergas" capturados en el campo de batalla enjaulados y enfundados en monos naranja recorriendo a bordo de furgonetas las calles de un distrito de Kirkuk, en el sur del Kurdistán iraquí. Kalashnikov en ristre, militantes encapuchados les escoltaban y golpeaban.

El avance de los kurdos hacia Mosul -unido a la reconquista de Tikrit, la cuna de Sadam Husein, que protagonizan el ejército iraquí y milicias chiíes con el respaldo de Irán- ha obligado a los extremistas a acelerar las tareas para blindar Mosul. El IS ha comenzado a cavar trincheras y levantar fortificaciones alrededor de la urbe, denunció esta semana el ministro de Defensa iraquí Jaled al Obeidi.

"La información que tengo es que la mayoría de los comandos terroristas que huyeron de Tikrit, Diyala y Biyi se han dirigido hacia Mosul. La moral de los militantes del IS no está muy alta", apostilló Al Obeidi. El mes pasado EEUU -que bombardea desde agosto las posiciones del IS en Irak- anunció que la operación para recuperar Mosul comenzaría entre abril o mayo con la participación de unos 25.000 soldados iraquíes y kurdos. Desde entonces, sin embargo, Bagdad y Erbil han puesto en duda el calendario y la preparación de sus tropas.

Fuente: El Mundo

Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 19:01
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 19:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"