Chile: asumió un obispo entre incidentes y protestas

650 personas protestaron el sábado frente a la catedral de Osorno durante la ceremonia en que Juan Barros asumió como obispo de la diósesis.

Entre gritos, incidentes y un tenso ambiente se llevó a cabo la ceremonia en el que Juan Barros asumió este sábado como obispo de Osorno, en Chile.

Hasta las cercanías de la catedral de esa ciudad llegaron cerca de 200 personas para manifestar su rechazo a la designación del religioso, por las acusaciones que lo califican como encubridor de los abusos que cometió Fernando Karadima.

Los denunciantes de Karadima aseguran que “Barros estaba al tanto de las denuncias y encubrió al sacerdote, acusaciones que el nuevo obispo de Osorno niega”.

Vestidos de negro, con globos negros y pancartas los manifestantes esperan a Barros en el frontis de la catedral.

Dentro del recinto, los manifestantes siguieron gritando consignas contra el obispo, enfrentados con los feligreses que esperaban la llegada de Barros con globos blancos y letreros de "Bienvenido".

Una persona fue detenida, según reportan los medios locales. El tenso ambiente obligó a recortar la ceremonia y Barros debió ser escoltado por sacerdotes y acólitos a su salida, destacó la BBC.

 



Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 15:35
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 15:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"