Del "Costa Concordia" a Túnez, el pianista sobreviviente

El músico del barco italiano que se hundió frente a Giglio también estaba en Túnez, Antonello Tonna tocaba en uno de los cruceros el día del atentado yihadista.

 El italiano Antonello Tonna era el pianista que amenizaba las noches en el crucero 'Costa Fascinosa', que se encontraba el miércoles en Túnez en el momento del ataque contra el Parlamento y el Museo del Bardo, donde murieron 20 turistas extranjeros, entre ellas dos españoles. Y también lo fue del 'Costa Concordia',el crucero que naufragó el 13 de enero de 2012 frente a la isla de Giglio, a pocos metros de la costa italiana. Treinta y dos personas murieron en aquel triste accidente. Desde entonces, el músico no se había vuelto a embarcar, traumatizado por lo ocurrido. Y ahora, que por fin había encontrado fuerzas para regresar al mar, vive otro dramático suceso. La mala suerte le persigue.

"Mi destino es trágico: los periodistas me llaman por los dramas de los que soy testigo", se lamentaba cuando el ataque en Túnez ya había finalizado. Tonna no se encontraba en el museo del Bardo en el momento que los terroristas se atrincheraron allí. Al menos en eso tuvo buena fortuna.

"Estaba en un pequeño pueblo cerca de Túnez, cuando recibí un mensaje de mi mujer en el móvil advirtiéndome del atentado y preguntándome cómo estaba", relata el músico, que explica que entonces regresó rápidamente al barco y volvió a revivir lo que ya había experimentado en el crucero naufragado. Es decir, ver pasar los minutos sin saber a qué atenerse, y sin conocer exactamente qué estaba ocurriendo. "La únicas noticias que teníamos eran las de la televisión italiana. Sabíamos que tres autocares con pasajeros del crucero estaban en el lugar del ataque. Esperábamos que todos regresaran sanos y salvos", recuerda. Pero no fue así: cuatro italianos fallecieron en el atentado.

Tonna se embarcó en el "Costa Fascinosa" el pasado 12 de diciembre, y debía regresar a casa el día 31 de este mes. El músico es un reconocido pianista en Italia pero, después de lo vivido en Túnez, se plantea no tocar más en un barco. Sólo en tierra firme.

Fuente: El Mundo.es

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 09:17
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 09:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"