Israel: elecciones cierran con un resultado "parejo"

Aun cuando el actual premier, Benjamin Netanyahu, ya se adjudicó la victoria en su cuenta de Twitter, las encuestas vaticinan un empate técnico con el opositor Isaac Herzog. La Lista Conjunta Árabe, tercera fuerza.

 Al cierre de la jornada electoral y tal como se había anunciado, los primeros sondeos a boca de urna comenzaron a difundirse a las 22:00, hora local (20:00 GMT), y arrojan un resultado ajustado entre las dos primeras listas de la elección. 

En efecto, el oficialista Likud, liderado por el actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, y Unión Sionista, de Isaac Herzog, habrían obtenido una cantidad "pareja" de votos, según los primeros sondeos. En tercer lugar se ubicaría la Lista Conjunta Árabe, sin dudas la novedad de la elección.

El diario israelí Haaretz publicó que ambos candidatos estaban "cabeza a cabeza" con aproximadamente 27 escaños parlamentarios cada uno, aunque menciona una leve ventaja para Netanyahu. Según uno de los sondeos, el Likud obtendría 28 de los 120 escaños del Parlamento, uno por delante de los laboristas, mientras que otras dos encuestas daban empate con 27 bancas para las dos fuerzas.

Minutos después de cerrada la elección, Netanyahu se adjudicó la victoria con un mensaje en su cuenta Twitter. "Contra todos los pronósticos, una gran victoria de Likud. Una victoria muy importante para el pueblo de Israel", escribió.

Los comicios sellaron una campaña plagada de acusaciones cruzadas, en la que al actual gobierno fue blanco de críticas desde la izquierda y la derecha. En ese contexto, el actual primer ministro endureció su discurso y denunció que "elementos de izquierda" y la prensa amenazaban a su gobierno. Con los primeros resultados, esa estrategia parece haber funcionado.

Su rival Isaac Herzog, líder del Partido Laborista, se había erigido como el favorito de la elección en los últimos días previos al cierre de la campaña. Con un discurso más moderado, los sondeos le daban varios escaños de ventaja por encima del actual gobierno.

Este resultado abre un complicado proceso de alianzas y negociaciones entre los diferentes partidos del país. De acuerdo con el sistema electoral israelí, el candidato que logre más escaños deberá trabajar para formar un gobierno de coalición con el fin de lograr la mayoría de los escaños en el Parlamento, es decir, 61 bancas.

En esa ecuación, la Lista Conjunta Árabe -una coalición de partidos árabes que se unieron para participar en estos comicios- acaba de lograr un gran resultado al colocarse tercera con 13 bancas, lo que podría darle la llave para definir el futuro del gobierno.

Unos 5,88 millones de electores estaban convocados a emitir su sufragio en los más de 10.000 centros de votación del país. Los colegios electorales fueron cerrados a las 20:00 (hora GMT).

AP

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 12:50
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 12:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"