Localizan los restos de Miguel de Cervantes

En una iglesia de Madrid, aparecieron los restos del famosísimo autor de “Don Quijote de la Mancha”. Según expertos, no hay certeza absoluta, pero aseguran que son de él.

Los restos de Miguel de Cervantes, autor de "El Quijote", fueron identificados entre los hallados en la iglesia de las Trinitarias de Madrid, aunque sin una prueba de ADN, confirmó hoy el equipo que los buscó desde hace casi un año.

Los técnicos se apoyan en una evidencia histórica, arqueológica y antropológica, aunque no cuentan con una "certeza absoluta" y matemática como lo sería el ADN, reconocieron.

"Son muchas las coincidencias y no hay discrepancias (...) Todos los miembros del equipo estamos convencidos de que tenemos fragmentos de los restos de Cervantes", dijo en rueda de prensa Francisco Etxeberría, forense miembro del equipo.

Los investigadores matizaron que los restos del autor de "El Quijote" no están individualizados, sino que forman parte de un conjunto de miles de fragmentos correspondientes a 17 cuerpos y difícil de separar por su estado de conservación.

La conclusión no supone el punto final de la investigación. Una posible tercera fase del proyecto, no confirmada por ahora, consistiría en extraer ADN de los huesos localizados aunque a sabiendas de que sería difícil cotejarlos, ya que no se conocen descendientes de Cervantes, según explicó Etxeberría.

Las conclusiones expuestas hoy confirmarían la tesis del historiador Fernando de Prado, director del equipo de la investigación, quien defendía que Cervantes fue enterrado en el Convento de las Trinitarias y que sus restos nunca salieron de allí, aunque sí fueron trasladados dentro del inmueble a consecuencia de una remodelación del mismo.

Según las conclusiones del equipo, el cuerpo del escritor y el de su esposa, Catalina de Salazar, fueron reubicados entre 1698 y 1730 junto a los de otras 15 personas hasta la cripta desde la iglesia primitiva del convento, situada en un lugar distinto al actual.

La búsqueda del cuerpo de Cervantes, iniciada en abril de 2014, dio un giro el pasado enero, cuando los investigadores hallaron las iniciales M.C., coincidentes con las del escritor, sobre un nicho de la cripta de la iglesia de las Trinitarias, situada muy cerca de la casa en la que murió, en el Barrio de las Letras de Madrid.

El hallazgo de las iniciales, remachadas en hierro sobre una tabla de madera, causó gran expectación después de nueve meses de búsqueda.

A partir de ese momento, comenzó el estudio forense para intentar determinar si los restos asociados al sepulcro se correspondían con los del autor de "El Quijote", fallecido en 1616.

El equipo, formado por más de 30 expertos, utilizó sofisticados medios, como un georradar y rayos infrarrojos, para rastrear los 200 metros cuadrados de la iglesia del convento, los habitáculos adyacentes, los muros y la cripta, a la que no se accedía desde 1955.

Las conclusiones difundidas hoy coinciden con el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de "El Quijote", una de las obras más importantes de la literatura universal.


Fuente: Dpa.

Opiniones (1)
21 de junio de 2018 | 17:51
2
ERROR
21 de junio de 2018 | 17:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUE GANAS DE GASTAR GUITA AL PEDO. LO PENSARÁN CLONAR?
    1