“Los maté a todos, por supuesto”: un micrófono desvela la verdad

Un magnate de New York, llamado Robert Durst, dijo algo sin percatarse de que había un micrófono encendido. Ahora, se abrirá su caso, aún sin resolución.

El magnate neoyorquino Robert Durst, acusado por el presunto asesinato de su esposa, su amiga y su vecino, se traicionó a sí mismo.

En la última serie del documental de la cadena HBO sobre su vida 'The Jinx', el protagonista, al pensar que estaba sólo y que el micrófono estaba apagado pronunció "¿Qué demonios hice? Los maté a todos, por supuesto".

Tras la emisión del programa, la fiscalía de Los Ángeles decidió reabrir las investigaciones sobre los casos que involucran a Durst y que continúan sin resolverse.

Robert Durst


Fuente: RT.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 04:06
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 04:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"