Mali: 3 muertos dejó un ataque con misiles a una base de la ONU

Uno de ellos es un casco azul. Si bien nadie se adjudicó la autoría, grupos yihadistas aislados, entre otros, suelen atacar al Ejército maliense y a la misión de la ONU.

 Un soldado de la misión de paz de la ONU en Mali y dos civiles murieron hoy en un ataque con misiles contra la base de Naciones Unidas en la ciudad de Kidal, en el norte del país, apenas un día después de que un atentado matara a cinco civiles en Bamako, la capital, exponiendo la debilidad de la tregua declarada el mes pasado.

Fuentes de seguridad locales informaron que los misiles fueron lanzados cerca de las instalaciones de la misión de la ONU y causaron la muerte de un soldado, de nacionalidad chadiana, y de dos civiles, además de herir a tres personas, entre ellos un niño, según la agencia de noticias EFE. 


Tras el ataque, que aún no fue reivindicado por ningún grupo, la misión de Naciones Unidas en el país se puso en alerta máxima. 

Además, las autoridades locales desplegaron aviones y reforzaron las medidas de seguridad en la ciudad que esta semana acogerá una reunión entre los independentistas tuareg y el gobierno para comenzar a ejecutar el acuerdo preliminar de paz alcanzado en Argel el mes pasado. 

La misión de paz de la ONU tiene unos 9.300 efectivos desplegados en el norte y el este de Mali, en la llamada Franja del Azawad, donde grupos yihadistas aislados, además del movimiento rebelde de tuaregs, atacan con frecuencia al Ejército maliense, a la misión de la ONU y a grupos rivales.

El ataque de hoy se produce un día después de un atentado reivindicado por el grupo yihadista Al Murabitun contra un céntrico restaurante en la capital Bamako, muy frecuentado por europeos, que dejó cinco muertos, dos de ellos europeos, además de una decena de heridos.

La situación política en Mali es extremadamente inestable desde que el golpe de Estado de 2012.

El alzamiento permitió que el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA) de los tuareg, además de grupos yihadistas afines a los islamistas de Ansar al Dine y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), se hicieran con el control de las regiones del norte de Mali, un vasto territorio, en gran parte desértico, que separa el norte de África de la llamada zona subsahariana.

Los tres grupos armados controlaron durante cerca de diez meses el norte de Mali, de donde en gran parte fueron expulsados gracias una intervención militar lanzada en enero de 2013 por Francia.


Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 08:46
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 08:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"