Una fiesta en las calles

Una gran celebración popular se vivió en las calles, una fiesta de la gente, que disfrutó del color, la música, las comidas y el fervor vendimial. Las agrupaciones políticas tampoco perdieron la oportunidad de mostrarse. Las candidatas, a horas de la fiesta central. Presente en todas la actividades vendimiales, la Virgen pasó escoltada por gauchos y chinas. Las comidas típicas se suman al Carrusel, con carros que dejan una estela de deseo. La comunidad árabe hizo más cálido aún el mediodía mendocino.

El Carrusel de la Vendimia 2015 convocó a la gente a las calles céntricas para revivir, como cada año, un encuentro popular en el que se disfruta del color, la música, las comidas y el fervor de estas fechas.

Desde bebés hasta adultos mayores, en las veredas o en los carros, la gran fiesta de Mendoza tuvo así su desfile principal.

Carrusel 2015 25


Este tipo de convocatorias populares sirven, por supuesto, como vidriera política, por lo que ninguno de los candidatos y mucho menos las agrupaciones pierden la oportunidad. Especialmente en las proximidades del palco oficial, distintas manifestaciones partidarias acompañaron a las reinas.

Carrusel 2015 50


Carrusel 2015 02


Carrusel 2015 Militancia


El desfile de las reinas por las calles de la Ciudad fue seguido de cerca por unas 200.000 personas reunidas en las veredas. Mendocinos y turistas de varias provincias argentinas y de muchos países del mundo disfrutaron de una de las fiestas al aire libre más grandes del planeta.

Las reinas representantes de los 17 departamentos que compiten por el reinado nacional pasaron en el mismo orden en que lo hicieron anoche en la Vía Blanca, y varias dejaron su saludo para MDZ Online.

Las reinas de mandato cumplido también tuvieron su merecido lugar en el Carrusel, con un carro en el que viajaban varias de ellas.


El primer carro vendimial que pasó fue el de la reina de Capital,  Evelyn Ghisaura, la soberana que oficia de anfitriona y no participa en la elección nacional.


Presente en todas las actividades relacionadas con la Vendimia, la Virgen de la Carrodilla pasó con una escolta ecuestre.


Claro que hay quienes aprovechan la Vendimia para mostrarse, ya sea disfrazados o revelando pasiones...


Por supuesto, la comida típica de nuestro país no podía faltar. Algunos de los carros pasaron con brasas en las que se asaban chorizos, carne vacuna y hasta algún chivito. Una invitación a compartir un bocado acompañado de un buen vino.


Con su danza del vientre, la comunidad árabe puso el toque sensual al paso de las comunidades.


El Carrusel ya se vive en las calles del centro de la Ciudad. Mientras que en las veredas la gente se reunía para ver el paso de las reinas, grupos ambientalistas, gremios y ONG realizaron la "contramarcha" con la que hicieron oír sus reclamos.

La calle Arístides Villanueva colmada fue testigo de los primeros pasajes del gran desfile Vendimial.

Las primeras coloridas formaciones recorrieron las calles mendocina en dirección al palco oficial, donde comenzaron a ubicarse, luego del desayuno de la Coviar, los representantes políticos.  

Las bandas de la Policía abrieron paso y, ante el palco oficial,interpretaron el Himno Nacional y la Marcha de San Lorenzo. 


Luego arribaron las primeras murgas y comparsas, exponiendo las manifestaciones culturales de las comunidades de países americanos que residen en Mendoza, mientras que algunas calles más atrás, el ballet árabe descendió del carro que lo transportaba para bailar más cerca de la gente.


El folclore, por supuesto, tampoco faltó a la cita, con ballets de danzas tradicionales argentinas alzando sus pañuelos al cielo y con sus vestimentas características. Como en el caso del grupo Los Navarro, que ante el palco interpretaron uno de sus temas.

Los navarro


Y a ellos se sumaron las murgas, las comparsas y las diabladas, aportando el sonido de los tambores.

Comunidades españolas, colombianas, bolivianas, peruanas y de tantos otros puntos del planeta que eligieron Mendoza para afincarse dieron color al inicio del Carrusel.

Y la tercera edad también tuvo su lugar en esta fiesta popular, con el paso de un carro con las reinas de la Dirección del Adulto Mayor, divertidas mujeres que portaban pancartas con consignas fomentando el respeto por los adultos mayores.

Camiones y carros de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales con mensajes específicos agregaron ritmo antes de la llegada de las carrozas vendimiales, además de aquellos desde los que se repartían algún producto de la tierra, e incluso algunos camiones sobre los cuales se cocinaban chorizos, cuando no un chivito.


Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 06:43
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 06:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"