Grecia quiere reclutar cuidadanos que trabajen contra la evasión

Atenas propone reclutar estudiantes, amas de casa e incluso turistas para que -de incógnito- se desempeñen como agentes fiscales para combatir la evasión impositiva.

 Atenas propone reclutar estudiantes, amas de casa e incluso turistas para que -de incógnito- se desempeñen como agentes fiscales para combatir la evasión impositiva, según una iniciativa transmitida a las autoridades del Eurogrupo y publicada por la prensa local.

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, envió una carta al jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en la que propone, entre otras cosas, emplear durante un tiempo limitado a "un gran número de inspectores no profesionales" luego de haberlos sometido a una breve capacitación.

Los nuevos agentes acudirían a los comercios equipados con audio y video y en caso de detectar una evasión fiscal -por ejemplo, la ausencia de ticket o factura ante una transacción- podrían documentarla para que luego sea analizada por inspectores, y la información recopilada tendría peso legal.

Según la carta de Varufakis, publicada por el diario Protothema, el plan estipula un pago por horas a quien desempeñe esa tarea, con lo cual también se daría algo de alivio a los cientos de desocupados griegos.

"La simple noticia de que miles de testigos ocasionales están por todas partes llevando equipos de grabación de audio y video en nombre de las autoridades fiscales tiene la capacidad de cambiar las actitudes muy rápidamente, propagando una sensación de justicia por toda la sociedad y generando una nueva cultura del pago de impuestos", escribió el ministro griego.

La carta, titulada "contrato para la recuperación y el crecimiento de la economía de Grecia", fue enviada de cara al encuentro del Eurogrupo que se celebrará el lunes en Bruselas para revisar la situación del país heleno, informó la agencia de noticias alemana DPA.

Por otra parte, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció que el país tiene previsto cubrir sus necesidades financieras con subastas de deuda a corto plazo. Si el BCE no aprueba este plan, asumiría una gran responsabilidad, advirtió el mandatario en una entrevista con el semanario alemán Der Spiegel.

"El BCE todavía sostiene la soga que tenemos al cuello", dijo Tsipras, que descartó una salida del país de la eurozona porque asegura que ama a Europa.

Tras arduas negociaciones, Grecia y sus acreedores alcanzaron hace diez días un acuerdo para extender durante cuatro meses el plan de ayudas al país mediterráneo.

Atenas podría recibir 1.800 millones de euros de su plan de rescate, así como 1.900 millones procedentes de los beneficios que consiguió el Banco Central Europeo (BCE) de la deuda griega que adquirió. El Fondo Monetario Internacional (FMI) podría prestar a Atenas otros 3.500 millones de euros.

Para ello es necesario que el BCE, el FMI y la Comisión Europea den su aprobación formal a las reformas que plantee el gobierno griego de Tsipras.

Atenas tiene que pagar vencimientos de la deuda por 6.850 millones de euros y según algunas informaciones, el país podría tener problemas para cumplir con algunos de esos vencimientos.

Sin embargo, el gobierno heleno insiste en que logrará la financiación que necesita y el pago de los vencimientos de su deuda, entre los que figuran 1.500 millones de euros para el FMI.

Fuentes del Ministerio de Finanzas griego informaron que hoy se pagó un plazo de 310 millones de euros a dicha entidad.

TELAM

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 01:44
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 01:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"