UE considera un nuevo contexto en negociaciones con Cuba

La Unión Europea dice ahora que ha cambiado “el contexto”, tras el deshielo manifestado por cubanos y norteamericanos.

El restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos "cambia el contexto" para las negociaciones que realizan Europa y la isla para alcanzar un acuerdo bilateral de diálogo político, aseguró hoy Christian Leffler, director general para América del Servicio Europeo de Acción Exterior.

"Una presencia más activa y abierta de Estados Unidos puede contribuir a fortalecer el ambiente positivo para avanzar también en nuestras discusiones", afirmó Leffler, jefe negociador europeo con Cuba.

"Estados Unidos en su política se ha acercado un poco a la europea, una política de compromiso y acompañamiento a los procesos internos en Cuba", señaló Leffler al finalizar la tercera ronda de encuentros bilaterales.

Leffler aseguró que el objetivo de los socios comunitarios es avanzar en un diálogo "concreto, constructivo y honesto, que permita identificar áreas de cooperación política y económica".

En un encuentro con los medios, Leffler valoró como positiva la decisión tomada por el presidente estadounidense Barack Obama el pasado 17 de diciembre de acercamiento a Cuba y calificó el nuevo escenario como "el cambio de una política de confrontación a una de diálogo e implicación".

La delegación europea consideró que no les perjudicará el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, porque Europa mantiene vínculos con la isla "desde hace décadas con una presencia económica y de cooperación suficientemente sólida para mantenerse y desarrollarse".

El tema de los derechos humanos, uno de los más sensibles en la negociación, "fue tocado a fondo" aunque sin llegar a acuerdos concretos, por lo que habrá que "buscar soluciones" en próximos encuentros. El diplomático europeo señaló que en esta materia no quieren "imponer un modelo" a Cuba.

Tradicionalmente la Unión Europea incluye en sus acuerdos de cooperación cláusulas vinculadas a los derechos humanos que en caso de incumplimiento pueden servir para suspender posteriormente los acuerdos firmados.

Antes del inicio de las negociaciones, ambas partes acordaron en un primer momento desvincular de la "posición común" estas "cláusulas suspensivas" para poder seguir avanzando en los diálogos.

Desde 1996 la UE aplica con Cuba la llamada "posición común", que vincula las relaciones bilaterales a la situación de los derechos humanos en la isla.

El bloque europeo adoptó la "posición común" a instancias de España como consecuencia de la detención de 75 opositores cubanos, que ya han sido liberados.

Actualmente Cuba es el único país de América Latina que carece de un acuerdo global de diálogo político con la UE. Eso no impide, sin embargo, que mantenga acuerdos bilaterales con 15 países de los 28 que forman el bloque comunitario.

Las conversaciones celebradas durante dos días a puerta cerrada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores fueron encabezadas por Leffler en representación europea y por el vicecanciller cubano Abelardo Moreno.

La próxima ronda entre ambas delegaciones se realizará en Bruselas antes del verano, aunque todavía no hay fechas previstas para el encuentro.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 01:44
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 01:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"