Polémica por la marcha que hará esta tarde el juecismo

El Gobierno advierte que habrá activistas de grupos como Quebracho. Sin embargo, los organizadores de la movilización afirman que todo lo que quiere el Ejecutivo es desactivarla. Al mediodía comenzó el recuento de votos.

La posibilidad de que en la marcha de esta tarde se produzcan disturbios agitó aún más las aguas en la convulsionada Córdoba.

Los grupos que apoyan a Juez se movilizarán a favor del recuento voto a voto de la elección del domingo. Sin embargo,  el gobierno provincial advirtió que tiene "información precisa de que grupos peligrosos han decidido participar de la marcha”.

No obstante, el juecismo salió por su lado a denunciar que el oficialismo busca “neutralizar” la convocatoria. que va a ser “muy masiva”.

El ministro de Salud de la provincia, Oscar González, fue uno de los voceros de la alarma gubernamental.pidió a los ciudadanos que “tengan cuidado” con el posible peligro que traería la aparición en la provincia de grupos como “Quebracho”.

En tanto, la Justicia cordobesa estimó hoy, al comenzar el escrutinio definitivo en esa provincia, que el procedimiento demorará al menos tres semanas.

Así lo indicó el secretario Electoral José María Pérez Corti, quien recordó que ese fue el plazo que la Justicia demoró en realizar el mismo procedimiento en la última elección para gobernador, en 2003.

El conteo comenzó este mediodía con algo de demora y contemplará un cotejo "acta por acta" de cada mesa electoral.

Pérez Corti precisó que si hay discrepancias entre los fiscales partidarios "se procederá, si es pertinente, a la apertura de la urna".

El escrutinio se realizará en "doce mesas" y participarán "cuarenta y cinco empleados" de la Justicia, se informó.

Mientras tanto, en Córdoba y en Buenos Aires, la polémica por las elecciones del domingo se sigue calentando.

Esta mañana se produjo la reacción del Gobierno Nacional por la profunda crisis Los encargados de fijar la postura fueron los ministros Alberto y Aníbal Fernández, que rompieron el silencio para distanciarse del conflicto.

El jefe de Gabinete afirmó que confía en que "los cordobeses esclarezcan el problema planteado" y aclaró que el gobierno nacional no intervendrá en el conflicto suscitado tras las elecciones del domingo en Córdoba, cargadas de sospechas.

Fernández aprovechó para responderle al vicegobernador Juan Schiaretti , que lo había cuestionado en duros términos y había afirmado que el funcionario es quien sostiene a Luis Juez desde el Gobierno. "En un espacio como el nuestro, con gente que comparte un destino común, por ahí hay visiones parciales, diferentes, a veces apoyamos o estamos más cerca del un candidato pero no es el caso mío: no apoyé a nadie porque soy jefe de Gabinete", replicó.

En este sentido, también rechazó la existencia de una interna con el ministro de Planificación, Julio De Vido, quien respaldó a Schiaretti. “Muchos quieren ver disputas internas que ninguno de nosotros vive como tal", aseguró.

Por su lado, el ministro del Interior salió a justificar esa actitud: "El gobierno nacional toma la debida y la adecuada distancia, para permitir que la Justicia haga el escrutinio definitivo", dijo el funcionario.

Opiniones (0)
20 de febrero de 2018 | 05:16
1
ERROR
20 de febrero de 2018 | 05:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve