México: Maestros marchan por colega que fue asesinado

Fue en Acapulco. Culpan a la policía. El hombre era discapacitado y no podía defenderse.

Un millar de maestros mexicanos marchó en Acapulco, en el sur de México, para exigir justicia por la muerte del profesor discapacitado Claudio Castillo, de 65 años, de la cual responsabilizan a la Policía Federal y que ocurrió el martes por la noche en incidentes tras los cuales continúan desaparecidos 12 docentes y en los que cuatro mujeres fueron violadas por efectivos de esa fuerza, según la organización del magisterio.

Los manifestantes enarbolaron consignas tales como “¡Es cierto, nos golpearon, pero no nos derrotaron!”, "Ayotzi vive, vive, vive; la lucha sigue, sigue, sigue" (en alusión a los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa desaparecidos desde hace cinco meses) y "Gran victoria de los policías: asesinan a un jubilado sin capacidad para caminar", reportó el diario local La Jornada.

Antes de iniciar la marcha, los manifestantes aseguraron que hay cuatro casos de violaciones cometidas contra las maestras durante el desalojo del martes en el Bulevar de las Naciones.

El integrante de la comisión política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del estado Guerrero (Ceteg) Manuel Rosas dijo que preparaban una denuncia por todos estos casos.

"Ahora ya no son sólo los 43 (alumnos desaparecidos en la ciudad de Iguala); de la represión (del martes) a la fecha aún tenemos 12 compañeros maestros que no aparecen, no están ni en su casa, no están detenidos", indicó a Radio Fórmula.

Sobre las mujeres violadas, dijo que estas fueron detenidas, subidas a camionetas y abusadas sexualmente por miembros de la Policía Federal en callejones oscuros.

"Cuatro maestras aseguran haber sido violadas en el momento de la represión", afirmó el dirigente, quien agregó que una de ellas "todavía está internada en el hospital".

Rosas también negó que la causa de la muerte de Castillo haya sido atropellamiento, como sostiene el gobierno federal, e insistió en que la víctima recibió golpes de parte de agentes policiales.

"Él estaba al enfrente (de la manifestación), con el aparato de sonido, en ningún momento se baja de la camioneta, a él lo baja la policía federal y lo golpea; era una persona discapacitada, no podía desplazarse por sí mismo", afirmó.

El martes, después de un bloqueo de varias horas de la ruta que conduce hacia el aeropuerto de Acapulco y de un infructuoso diálogo con las autoridades, un ómnibus embistió a policías y mujeres, lo que motivó que los agentes respondieran con el uso de garrotes y gas lacrimógeno contra los manifestantes que reclamaban por el pago de sueldos, por la aparición de los 43 estudiantes desaparecidos hace hoy cinco meses y contra la nueva ley de educación nacional.

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo que con el micro no sólo se agredió a los policías sino a un grupo de los manifestantes en el que había mujeres y niños, y que se investigaba si la muerte de Castillo está vinculado con esa unidad.

"El tipo de lesión que arrojó la necropsia tiene que ver más con un atropellamiento que con otro tipo de lesiones", insistió Galindo, quien indicó que entre los detenidos está el conductor del autobús.

Durante el enfrentamiento fueron detenidos al menos 107 maestros, de los cuales 99 fueron liberados el miércoles y ocho fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

La Ceteg forma parte de los grupos civiles y organizaciones sociales que iban a participar hoy de las movilizaciones programadas en todo el país al cumplirse cinco meses de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa.

Son "cinco meses de impunidad, cinco meses donde sale a relucir de manera más abierta el estado de putrefacción de la política nacional, cinco meses donde ha habido una mafia que ha impedido información y conocer la verdad", afirmó Rosas.

TELAM

Opiniones (0)
28 de mayo de 2018 | 05:39
1
ERROR
28 de mayo de 2018 | 05:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"