La Iglesia de Venezuela reclama libertad el alcalde Ledezma

Juzgó como “una ingrata sorpresa la detención arbitraria y violenta” del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

 El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, denunció la muerte de tres jóvenes ocurrida en el estado venezolano de Táchira, y denunció como “una ingrata sorpresa la detención arbitraria y violenta” del alcalde metropolitano Antonio Ledezma, “una autoridad de Caracas que ha sido detenida de una manera realmente indebida, sin respeto al debido proceso y cuyas causas uno ignora o desconoce”. 


Sus declaraciones se produjeron al culminar la VI Caminata Juvenil Arquidiocesana, este domingo 22 de febrero en Caracas, un recorrido al que asistieron centenares de jóvenes y que partió a las 2 de la tarde desde la Plaza Brión de Chacaíto para finalizar con una misa en los espacios de la Biblioteca de Los Palos Grandes de esta ciudad.



El arzobispo de Caracas a través de los medios de comunicación preguntó a los responsables de la detención de Ledezma: “¿Lo están acusando de conspiración? Bueno, ¿dónde están las pruebas? ¿De qué se trata? ¿De crear una situación para detener a un líder de la oposición?”, y consideró el hecho “algo muy negativo”.



De igual manera, denunció la muerte de tres jóvenes en el estado de Táchira. “Dos de ellos que estaban desaparecidos, aparecieron muertos a balazos”, dijo en relación a los estudiantes universitarios José Daniel Pinto (20) y Alejandro García (22), quienes presuntamente fueron detenidos por la policía. “Y un tercero, que había desaparecido hace dos o tres días, también apareció muerto con un tiro en la cabeza”, refirió.



El cardenal declaró que “todo eso tiene que ver con el irrespeto a los derechos humanos, y necesitamos que en Venezuela, el Estado, el Gobierno y los funcionarios de los cuerpos de seguridad respeten los derechos humanos de todos los venezolanos”.



Por otra parte el purpurado confirmó que la Iglesia católica no pudo visitar a los tres estudiantes universitarios: Lorent Saleh, Gerardo Carrero y Gabriel Valles, detenidos en la sede del Sebin en Caracas, y cuya denuncia formulada por sus familiares sostiene que se encontraban en una celda de tortura psicológica denominada “La Tumba”.



“Hace poco, monseñor José Trinidad Fernández –porque yo estaba de viaje- fue al Sebin a tratar de visitar a algunos de estos jóvenes y le fue negada la entrada”, dijo. “Vamos a volver insistir en esto, porque nos parece que no hay derecho a que los muchachos no puedan recibir otras visitas”, sostuvo. Consideró “que Venezuela no debe estar siendo señalada, como lo está, por abusos en el trato, en el maltrato a los presos, y en concreto a estos muchachos que son presos políticos”. 

Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 08:39
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 08:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"