La Inteligencia, en el centro del escándalo en el Perú

Otra vez, los peruanos enfrentan un escándalo relacionado con el servicio de Inteligencia. Se lo acusa de espiar a líderes políticos, incluso del oficialismo.

El servicio de Inteligencia del Perú, que cayó a su punto más bajo en el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), volvió a quedar en medio de un escándalo, al ser acusado de espiar a líderes políticos, incluso del oficialismo.

La decisión de esta semana del gobierno de Ollanta Humala de enfrentar las sospechas con el cierre temporal de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) solo ha contribuido a que crezca la especulación de que se quiere ocultar algo.

Según reportes de prensa, hay elementos para creer que se les ha hecho seguimientos a dirigentes que van desde la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoa, hasta uno de los principales líderes de oposición, el ex jefe del gabinete ministerial Jorge del Castillo.

Incluso los dos mayores críticos de Humala, el ex presidente Alan García y la ex parlamentaria Keiko Fujimori, virtuales candidatos para las elecciones de 2016, han denunciado supuestos espionajes, aunque en sus casos no aparecen pruebas sólidas.

Humala ha rechazado que la DINI sea utilizada para esos fines, ajenos a los de defensa del Estado que le corresponden, pero no ha logrado dar explicaciones creíbles para la oposición. La jefa del gabinete, Ana Jara, ha deslizado la opción de que elementos de la agencia hayan espiado sin órdenes oficiales para ello.

El lunes, Humala y Jara anunciaron el cierre temporal de la DINI como un resultado de las charlas que tuvieron ese día con líderes de 13 partidos de oposición, pero éstos salieron a aclarar que esa fue una decisión del gobierno que no salió del debate.

"Eso (el cierre temporal) no significa culpabilidad de la DINI. Esta propuesta involucra una reorganización para relanzarla de manera más profesional y que genere confianza", afirmó Humala.

La oposición pregunta cómo se podrán averiguar los entretelones de la DINI si está clausurada. Además, dice que la inteligencia está normada por leyes y no se puede cerrar por decisión de un gobierno.

Los problemas con la actual agencia están empero distantes de la dimensión que tuvieron en el decenio fujimorista, cuando se llamaba Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) y estaba de facto a las órdenes de un capitán expulsado del Ejército, Vladimiro Montesinos, quien nominalmente aparecía como simple asesor.

Numerosos procesos, que tienen hoy tras las rejas entre otros a Fujimori y Montesinos, han dejado claro que el SIN se convirtió en una máquina delictiva que casi agotó las figuras establecidas en el código penal.

De asesinatos a extorsiones; de torturas a compra de periodistas, medios y políticos; de participación en narcotráfico a chantaje político con videos, de manipulación de elecciones a persecución inmisericorde de opositores, de todo eso hubo en la época.

Mientras el régimen de Fujimori se desmoronaba en 2000, el SIN, provisto de tecnología de punta para espionaje, fue virtualmente saqueado y se cree que los equipos quedaron en manos de agentes que los han utilizado con fines particulares.

Eso empezó en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), pero se disparó en el de Alan García (2016-2011), cuando "empresarios" del espionaje generaron varios escándalos y hasta sirvieron para destapar casos de corrupción.

Pero fue solo hasta la llegada de Humala que la ahora llamada DINI volvió a tener protagonismo, aunque no el esperado, porque se le atribuyen los supuestos casos de espionaje.

Las suspicacias aumentaron cuando Humala puso al frente de la DINI a un leal compañero de carrera militar, Víctor Gómez Rodríguez, quien renunció en diciembre por los escándalos.

En el actual suspenso por el cierre aún no materializado de la agencia, la dirección está en manos del experto Javier Briceño, pero el presidente ya anunció que permitirá que la designación del titular sea avalada por el Congreso.

Fuente: Gonzalo Ruiz Tovar, Dpa.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 01:41
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 01:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"