La Argentina es el país que menos deuda tomó en el mundo

Se augura crisis por el enorme crecimiento de la deuda mundial. El alza supera ampliamente el crecimiento de la economía mundial, informa “Financial Times”.

El mundo acumula más deuda que antes de la crisis financiera global que estalló en 2007. La situación de China es especialmente preocupante: el ratio de su deuda con respecto al tamaño de su economía ya supera los niveles de EE.UU., según un nuevo informe.

Según un informe realizado por la consultora McKinsey & Co., la deuda mundial se ha incrementado desde los 57 billones de dólares en 2007 hasta los 200 billones de dólares actuales, sobrepasando ampliamente el crecimiento de la economía mundial, informa 'Financial Times'.

Endeudamiento mundial

En 2014, el endeudamiento en manos de los ciudadanos, empresas y gobiernos se elevó al 286% del PIB mundial, frente al 269% de 2007.

"Más que reducir su deuda, las principales economías se endeudan hoy más en relación a su PIB", según los economistas de McKinsey, que estiman que "esto lleva a nuevos riesgos para la estabilidad financiera y podría socavar el crecimiento mundial".

Entre los países donde más se ha disparado la deuda, se encuentra Irlanda, donde esta creció un 172% con relación al PIB entre 2007 y 2014, seguida por Singapur (129%), Grecia (103%) y Portugal (100%). En España, donde antes de la crisis la deuda pública se situaba en torno al 35%, aumentó la total un 72% y un 92% la estatal.

En China, la deuda global se disparó debido a los préstamos concedidos fuera del sector bancario regulado y a la especulación inmobiliaria, pasando de 7 billones de dólares a 28 billones. "Más que reducir su deuda, las principales economías se endeudan hoy más en relación a su PIB" y "esto comporta nuevos riesgos para la estabilidad financiera y podría socavar el crecimiento mundial", según la consultora.


Fuente: RT.

Opiniones (8)
17 de agosto de 2018 | 19:54
9
ERROR
17 de agosto de 2018 | 19:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Barquito, estas muy equivocado. Nadie nos quiere prestar porque somos "peligrosos" y tenemos tendencias a "no pagar". Entonces te ponen tasas altísimas (25%) cuando las tasas normales son de 1 dígito solamente. Recorda que los préstamos son cientos de millones (o sea que 500 millones de USD por cada punto de interés son 5 millones de dólares, o sea que 15 puntos más de interes son 75 millones más por año.) Además los préstamos son a varios años y acá es para devolverlo el año que viene. Todas esas trabas son para que no nos presten porque es meterce en un agujero.
    8
  2. Eso de que nadie nos quiere prestar es una mentira impuesta por los medios de comunicación. Y me parece perfecto que no pidamos préstamos, por que cuando se piden prestamos el país se subordina a las órdenes políticas y económicas de quien le prestó.
    7
  3. roki ignorante..........Primero que nadie nos quiere prestar o nos prentan al 4 veces mas que a Bolibia , segundo ya entramos 2 veces en default y tercero pregunten con quien si nos recontra endeudamos.......TENEMOS UNA DEUDA INTERNA INCREIBLEMENTE MILLONARIA ................DAN ASCO SIN FIN
    6
  4. A TASAS DEL 20 O 25% ANUAL.... ESTÁ DIFÍCIL, MIENTRAS EL CONGO O GUATEMALA PUEDE METER UN BONO POR MENOS INTERÉS... ESO REFLEJA LA "CONFIANZA" QUE NOS TIENEN! SI SUMAMOS TODOS LOS "PRÉSTAMOS" SIN DEVOLUCIÓN QUE LE DA EL BANCO CENTRAL Y LA ANSES PARA CUBRIR EL DÉFICIT DE TODOS LOS AÑOS, LA DEUDA SE DUPLICÓ FACILMENTE.
    5
  5. Montonero Financial Times, renuncie !!!!!!
    4
  6. Tal cual. Y aparte de que nadie nos quiere prestar, la otra parte de la historia es que la joda se financia con 40% de inflación y el banco central y la anses saqueados.
    3
  7. No me parece mal, me parece bine que no tomemos deuda. Ahora, el tema no es por una virtud nuestra. Es porque nadie nos quiere prestar y que ya nos ha prestado quiere cobrar hasta el último centavo!!!. Porque nadie nos quiere prestar es por lo que terminamos negociando con los chinos a tasas usureras!!!
    2
  8. Como lo presentan pareciera una virtud, pero la verdad es que nadie nos quiere prestar.
    1