Indígenas peruanos dicen que no retrocederán ante petrolera argentina

"Las medidas se mantendrán y de no haber arreglos escalarán", dijo en un encuentro con corresponsales extranjeros el apu (jefe) Carlos Sandi.

 Líderes indígenas peruanos de cuencas de ríos afectados por la actividad de la argentina Pluspetrol dijeron en Lima que no cesarán su lucha hasta que la petrolera o el Estado asuman costos causados por su negligencia ambiental.

"Las medidas se mantendrán y de no haber arreglos escalarán", dijo en un encuentro con corresponsales extranjeros el apu (jefe) Carlos Sandi, cuya comunidad tomó tres lotes de Pluspetrol en la cuenca del río Corrientes, lo que impide el uso de 18 pozos.

"Queremos solución, no otro 'baguazo'", agregó Sandi al aludir a lo ocurrido en 2009, cuando 23 policías y diez indígenas murieron en la provincia amazónica de Bagua en una movilización contra los daños causados por la acción petrolera.

"Nosotros no nos oponemos a que haya la explotación petrolera que lleva a lo que las ciudades llaman 'desarrollo', pero queremos que no afecten nuestras vidas en territorios que son nuestros ancestalmente", señaló otro apu, Alfonso López.

Sandi y López dijeron que ha habido tímidos avances en diálogos con el gobierno, pero lamentaron que Pluspetrol ha estado ajena al proceso y se teme que se retire sin compensar los daños.

Las comunidades Quechua del Pataza, Achuar, Urarina, Kichwa y Kukama Kukamiria están en pie de lucha por los comprobados daños ecológicos en las cuencas de los ríos Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón, todos afluentes del Amazonas.

Los lotes 1A, 1B y 8 están tomados por por decenas de indígenas desde hace diez días, mientras que otro grupo se instaló desde hace más de un mes en campamentos de la empresa en márgenes del Tigre. Otras poblaciones están listas para sumarse en una zona que reúne a unas 30.000 personas de cerca de 100 comunidades.

Los apus afirmaroon que Pluspetrol se ha negado históricamente a cumplir disposiciones ambientales dictadas por el gobierno y las ha eludido mediante procesos judiciales en los que supuestamente recurre a magistrados corruptos.

La concesión a Pluspetrol vence en agosto, sin que hasta ahora se sepa si intentarán renovarla. Los apus advirtieron que si los argentinos se van sin cumplir, el Estado peruano debe responder.

"Hace 40 años se extrae petrólero y riqueza de la zona y seguimos en pobreza extrema. Nuestros ríos están llenos de plomo, talio y mercurio y hay petróleo en la superficie. Las aguas no son aptas para consumo humano, los peces están contaminados, nuestra gente muere y pronto nuestro hijos nacerán deformes", se quejó Sandi.

El año pasado en solo dos semanas murieron cuatro niños con idénticos síntomas, vómitos y fiebres. Las olas de fallecimientos son continuas sin que haya diagnóstico de la enfermedad, porque no hay postas y los médicos se niegan a hacer incluso visitas temporales porque saben a lo que se exponen, dijo López.

Los indígenas piden de Pluspetrol compensaciones integrales e indemnización por daños ambientales y sociales. "No es dinero. Queremos al menos un río no contaminado. Ellos quieren hecer creer que queremos plata, ¿acaso tienen precio nuestras vidas, las de nuestros padres, las de nuestros hijos", reclamó el apu.

Los daños han sido reconocidos por el Estado que, a través del Ministerio de Ambiente ha hecho estudios técnicos que los confirman. Incluso, la zona está oficialmente bajo emergencia sanitaria y ecológica.

Según los dirigentes, los avances en las conversaciones con la Presidencia del Consejo de Ministros se refieren sobre todo a la titulación de tierras, pues aunque esas etnias viven allí desde antes del nacer el Estado peruano no hay documentos que las acrediten como dueñas.

Eso ha permitido el abuso de las petroleras, le explicó López a dpa. Pluspetrol se hizo cargo de la concesión en 2000, cuando ya iban más de décadas de explotación y prometió corregir los daños hechos por su antecesora, la estadounidense Occidental Petroleum Company.

Pero, lejos de cumplir la promesa, añadió López, los argentinos aumentaron los estragos y bajo su gestión se han detectado 92 nuevos puntos de contaminación grave.

"No nos oponemos a las petroleras. No digan que '200 indios' impiden el desarrollo peruano. Pedimos respeto a nuestra vida", dijo el apu ante la posibilidad de que Pluspetrol sea reemplazada y a la apertura de diligencias por parte del gobierno para entregar otras siete concesiones en la Amazonía.

DPA

Opiniones (0)
19 de abril de 2018 | 17:47
1
ERROR
19 de abril de 2018 | 17:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec