Familiares de los 43 apelarán a organismos internacionales

México “tendrá que responder por estos hechos”, dijo el abogado de las familias. “Tiene una responsabilidad internacional de cara a los derechos humanos”, consideró.

Familiares de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos el 26 de septiembre afirmaron hoy que la procuraduría general "pretende cerrar de manera descarada" el caso diciendo que están muertos y anunciaron que acudirán a organismos internacionales.

"México tiene una responsabilidad internacional de cara a los derechos humanos que han sido conculcados", dijo el abogado de las familias, Vidulfo Rosales. "Tendrá que responder por estos hechos".

Rosales dijo que las familias rechazan las conclusiones de la fiscalía y presentarán una acusación formal contra el gobierno mexicano ante el comité de desaparición forzada de las Naciones Unidas, en el marco de sus sesiones del 2 y 3 de febrero.

También cuestionó que se anunciaran las conclusiones antes de que llegaran los expertos designados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para seguir este caso.

El portavoz de los padres, Felipe de la Cruz, consideró que hay una "prisa política" por dar por concluidas las investigaciones, cuatro meses después de la desaparición de los jóvenes y de cara a las elecciones regionales y federales de mitad de mandato del 7 de junio.

"Vamos a mantener esta lucha hasta las últimas consecuencias", dijo a su vez De la Cruz. "No vamos a permitir que concluyan o que cierren las investigaciones que hoy dieron a conocer con la sola declaración de los asesinos".

"El gobierno nos ha pisoteado nuestra dignidad. Nos ha destrozado", dijo, a su vez, Epifanio Álvarez, uno de los padres.

De acuerdo con el abogado de las familias, no hay una "certeza científica todavía claramente" de que los estudiantes hayan sido asesinados en un basurero de Cocula, como afirma la fiscalía.

Las investigaciones presentan "inconsistencias", son incompletas y dependen "excesivamente" de las declaraciones de cuatro detenidos, agregó.

El procurador general de México, Jesús Murillo Karam, dijo hoy que después del análisis de evidencias testimoniales y científicas se puede afirmar "sin lugar a dudas" que los estudiantes fueron asesinados e incinerados en Cocula, después de ser detenidos por policías municipales y entregados a un grupo criminal.

Rosales cuestionó que la fiscalía diga que consignará a los detenidos por homicidio cuando todavía no hay una evidencia científica de la muerte, ya que hasta ahora sólo los restos de uno de los estudiantes han podido ser identificados con análisis de ADN.

Los padres cuestionaron el "anuncio sorpresivo" realizado por la fiscalía y volvieron a exigir que se investigue si hubo participación del Ejército.


Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 13:01
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 13:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"