UE busca frenar financiación del terrorismo tras ataques en Francia

La lucha contra el terrorismo es principalmente una competencia de los Estados, pero la Comisión Europea está buscando vías para impulsar medidas a nivel europeo.

Los ministros de Finanzas de la UE dieron hoy luz verde a nuevas diposiciones contra el lavado de dinero y discutieron otras vías para frenar la financiación de las actividades terroristas, tras los ataques en Francia y el descubrimiento de un plan de atentados en Bélgica este mes.

La Unión Europea comenzó a trabajar en 2013 en un nuevo paquete antilavado de dinero, con la meta de frenar la corrupción y restringir fuentes de dinero para grupos criminales y terroristas.

Pero a la luz de los acontecimientos en París, estos planes deben ser "acelerados", manifestó el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, quien también advirtió que tomar más medidas se convirtió en un asunto "indispensable".

El paquete fue respaldado este martes por dos comités del Parlamento Europeo. Ahora el plenario deberá dar su aprobación para que esas medidas se conviertan en ley.

Estipula entre otros que los países deben mantener registros sobre la posesión reciente de las compañías, las empresas de transferencia de dinero deben brindar información más clara sobre sus receptores y los comerciantes de metales preciosos y diamantes deben dar seguimiento a ventas de alto valor.

La lucha contra el terrorismo es principalmente una competencia de los Estados, pero la Comisión Europea está buscando vías para impulsar medidas a nivel europeo.

El debate se centró sobre todo en los combatientes europeos que se unen a grupos yihadistas en Siria o Irak y que suponen una amenaza a su regreso a Europa.

Los ataques de París fueron "un test de estrés para nuestro sistema", dijo el funcionario de la Comisión Europea Matthias Rutte a los eurodiputados, señalando que el ejecutivo está trabajando para identificar errores en la legislación europea que faciliten las actividades de terroristas.

Entre otras cosas se está comprobando la fortaleza de los controles fronterizos externos de la Unión Europea, luchando contra el acceso a armas de fuego, hablando sobre los riesgos que presenta Internet y mejorando el intercambio de datos de inteligencia a nivel europeo, dijo Rutte.

Varios de estos temas serán abordados durante los próximos meses, cuando la comisión presente una nueva estrategia de seguridad, basada en "acción pero no activismo", según Rutte.

Los líderes de la UE tienen previsto discutir sobre medidas antiterroristas en su cumbre del 12 de febrero.

Muchas de las medidas propuestas encontraron resistencia en el Parlamento Europeo, principalmente debido a preocupaciones sobre la privacidad y la protección de datos. El año pasado, bloqueó un controvertido plan sobre el intercambio de datos de pasajeros de aerolíneas.

Los esfuerzos por aprobar el denominado sistema de Registro de Nombres de Pasajeros (PNR) recibieron nuevo impulso tras los ataques en París.

DPA

Opiniones (0)
28 de mayo de 2018 | 07:57
1
ERROR
28 de mayo de 2018 | 07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"