Alemania: 17.000 personas marchan contra el Islam

El grupo de derecha islamófobo Pegida volvió a congregar gran cantida de gente en Dresde, a pesar de haber perdido a su líder, quien se vio obligado a renunciar.

Menos de una semana después de perder a su líder, el movimiento islamófobo Pegida sigue manteniendo una fuerte capacidad de movilización y así lo demostró hoy al congregar a más de 17.000 manifestantes en su marcha número 13 en la ciudad alemana de Dresde.

Esta semana el movimiento Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente, más conocido como Pegida, había sufrido dos golpes: el gobierno de Dresde había prohibido su marcha del lunes pasado "por razones de seguridad" y más tarde su máximo líder, Lutz Bachmann, renunció luego que la prensa alemana difundiera una foto de él disfrazado de Adolf Hitler.

Pese a ello, Pegida volvió hoy a movilizar a miles de simpatizantes.

La policía informó que hubo al menos 17.300 manifestantes en el centro de Dresde, una cifra que pese a ser mucho menos a los 25.000 que marcharon el 12 de enero pasado, sigue siendo muy alta.

Bajo una fuerte presencia policial, los seguidores de Pegida se reunieron en la plaza frente al edificio de la ópera de Dresde, la Semperoper, mientras a unas decenas de metros, unos 5.000 contramanifestantes se pronunciaban junto a la asociación "Dresde para todos" en contra del racismo y por la tolerancia.

La organización había decidido adelantar su tradicional marcha de los lunes para hoy para no coincidir con un multitudinario concierto a favor de la tolerancia.

En la marcha de hoy, la cúpula de Pegida llamó a sus simpatizantes a que disfruten mañana de ese "gran evento cultural gratuito".

La manifestación fue abierta por la vocera del movimiento, Kathrin Oertel, quien se convirtió ahora en el principal rostro visible del movimiento tras la renuncia de Bachmann.

Los simpatizantes del movimiento islamófobo pudieron escuchar, asimismo, un mensaje del líder del xenófobo Partido para la Libertad (PVV) de Holanda, Geert Wilders, leído por un compatriota suyo.

"La gente esta harta del terrorismo y el odio, de los atentados, del derramamiento de sangre, de la islamización, de las elites políticas que traicionan nuestra identidad judeo-cristiana y nuestras tradiciones, destruyen el futuro de nuestros hijos y llevan a cabo la liquidación de nuestros países y nuestra civilización", leyó el hombre.

En su mensaje, Wilders expresó "de todo corazón" su apoyo y el de "millones en Europa" y afirmó que es "realmente fantástico lo que está pasando en Dresde", donde Pegida nació en los últimos meses.

"Estoy orgulloso de vosotros. Queremos lo que ustedes quieren: un pueblo libre, un país libre, un país civilizado y ninguna islamización", arengó.

El miércoles pasado, el grupo denominado Legida, variante local, aunque más radical, de Pegida, logró congregar en la ciudad de Leipzig, en el este de Alemania, a unos 15.000 simpatizantes para reclamar el fin de lo que consideran "la inmigración masiva".

El crecimiento de estos grupos radicales y xenófobos se vio acentuado con el atentado de dos islamistas contra el semanario satírico francés, Charlie Hebdo, y la ola de violencia que desató después en París.


Fuente: Télam. 

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 17:38
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 17:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"