Republicanos de EEUU modificaron proyecto de ley anti aborto

La votación del proyecto volvió a dejar a la luz las divisiones y dificultades que tiene la oposición para ordenar al partido, que a comienzos de mes asumió el dominio de ambas cámaras del Congreso.

 La Cámara de Representantes estadounidense aprobó hoy un proyecto de ley anti aborto que desnudó las divisiones del Partido Republicano, que tuvo que modificar la iniciativa poco antes de la votación ante el rechazo de sus legisladoras a una polémica medida que prohibía la interrupción de embarazos avanzados.

Por su parte, la Casa Blanca había advertido también que de prosperar la propuesta en el Congreso, dominado por completo por los republicanos, el presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama, utilizaría su poder de veto contra la ley.

La votación del proyecto volvió a dejar a la luz las divisiones y dificultades que tiene la oposición para ordenar al partido, que a comienzos de mes asumió el dominio de ambas cámaras del Congreso tras ampliar su mayoría en la Cámara de Representantes y tomar control del Senado en las elecciones de noviembre pasado.

Las congresistas republicanas retiraron su apoyo a la iniciativa inicialmente presentada por el partido si ésta no excluía el lenguaje que prohibía interrumpir el embarazo a mujeres con más de 20 semanas de gestación, a excepción de que dicho estado fuera resultado de una violación y con denuncia previa ante la policía.

Las legisladoras sostuvieron que esa medida pondría en riesgo el voto de las mujeres y jóvenes votantes, dos grupos con un rol significativo en las elecciones presidenciales, y por lo tanto las perspectivas electorales del partido de cara a los comicios generales de 2016.

Conscientes de que su posición no habilitaría la cantidad de votos necesarios para aprobar el proyecto de ley, los republicanos cambiaron a último momento el plan para aprobarlo luego por 242 votos a favor y 179 en contra.

La iniciativa, agendada para ser tratada el mismo día de la manifestación anual anti aborto Marcha por la Vida en la ciudad de Washington, prohíbe además la utilización de fondos federales para cualquier tipo de interrupción de embarazos.

La Casa Blanca afirmó, por su parte, que “se opone firmemente a una legislación que restrinja innecesariamente las libertades reproductivas de las mujeres y las opciones de seguros privados de los consumidores”.

La administración Obama recordó a su vez que “la política federal prohíbe desde hace tiempo el uso de fondos federales para los abortos, excepto en casos de violación o incesto, o cuando la vida de una mujer podría estar en peligro”, y advirtió entonces que si el proyecto de ley llega al escritorio del presidente sus principales asesores “le recomendarían que lo vete”.

TELAM

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 20:30
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 20:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"