El FMI pronosticó un "crecimiento mediocre" de América Latina

Para 2015, el organismo internacional prevé una leve suba del 1,3% en la economía regional. Venezuela tendrá una recesión del 7% este año.

El director del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, se mostró hoy preocupado por el crecimiento mediocre de América Latina y el Caribe, que en 2015 crecerá un 1,3 por ciento, casi un punto porcentual por debajo de lo previsto anteriormente por este organismo.

Para 2016 el FMI prevé un crecimiento del 2,3 por ciento para la región, un 0,5 por ciento menos de las previsiones del organismo de octubre.

"Hoy lo que se siente en gran parte de América Latina y el Caribe es inquietud, ya que el 2015 comenzó con una nueva reducción de las expectativas de crecimiento", explicó en rueda de prensa Werner.

El responsable del FMI para la región achacó esta rebaja de las perspectivas de crecimiento al "desafiante contexto externo", que representa "un lastre importante para muchos países".

Aunque las perspectivas de crecimiento en Estados Unidos han mejorado, la debilidad en la zona del euro, China y Japón está afectando la actividad mundial, según el Fondo. Por esa razón, el FMI revisó también a la baja la perspectiva mundial hasta el 3,5 por ciento en 2015 y al 3,7 por ciento en 2016, un 0,3 por ciento menos que en las previsiones anteriores.

Werner explicó además que en América Latina y el Caribe habrá ganadores y perdedores por la caída de los precios del petróleo.

En términos generales, el FMI prevé que el desplome de los precios del petróleo sea "neutral" para América Latina y el Caribe en su conjunto, pero dicha caída tendrá efectos diferentes según los países.

La economía venezolana será, según el Fondo Monetario Internacional, "la más afectada" de la región por la evolución a la baja del crudo. Como consecuencia de ello, el FMI prevé una contracción del 7 por ciento de la economía venezolana en 2015.

"La pérdida de ingresos de exportación agudiza los problemas fiscales y la recesión económica" en Venezuela, advirtió Werner, quien señaló que la tendencia también afectará las perspectivas de crecimiento de países exportadores como Bolivia, Colombia y Ecuador, pero en menor grado que Venezuela, ya que "las posiciones iniciales son lo suficientemente sólidas como para hacer frente al impacto", según Werner.

En cambio, el resto de la región debería, según el FMI, beneficiarse de la caída de los precios del petróleo, especialmente aquellos países importadores en Centroamerica y el Caribe.

La economía mexicana crecerá un 3,2 por ciento en 2015 y un 3,5 por ciento en 2016, un 0,3 por ciento menos de lo previsto inicialmente por el Fondo, "dado que la persistente debilidad de la demanda interna neutraliza los efectos positivos del crecimiento más vigoroso en Estados Unidos".

Brasil, otro de los gigantes económicos de la región, crecerá un 1,5 por ciento este año. Werner señaló que la confianza del sector privado sigue "débil" a pesar de que ya se ha disipado la incertidumbre relacionada con las elecciones en ese país.

El responsable para la región aplaudió el renovado compromiso de las autoridades brasileñas por contener el déficit fiscal y reducir la inflación, lo que debería ayudar a apuntalar la confianza en el marco de política macroeconómica de Brasil.

Las perspectivas de Chile (2.8 por ciento en 2015) y de Perú (4 por ciento) son más favorables, pero también se han revisado a la baja desde octubre.

Fuente: DPA

Opiniones (1)
14 de agosto de 2018 | 03:45
2
ERROR
14 de agosto de 2018 | 03:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SI EL FONDO DICE ESO, SEÑAL QUE ESTAMOS BIEN PESE A SU PRÓNOSTICO FATALISTA.
    1