Más de un millón de nigerianos desplazados por Boko Haram en 5 años

Sin embargo, organizaciones de derechos humanos sostienen que la cifra de fallecidos podría ser mucho más alta.

 La violencia provocada por Boko Haram y la ofensiva del Ejército nigeriano contra las zonas controladas por esa milicia islamista forzaron a más de un millón de personas a abandonar sus casas y huir, inclusive a través de las fronteras, en los últimos cinco años, informó la ONU.

En su último informe, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) advirtió además que el aumento de los ataques y atentados registrado en los últimos meses en Nigeria, pero también en países como Camerún, Níger y Chad, podría empeorar aún más la situación humanitaria en esa parte de Africa.

"Estamos preocupados por el impacto de la crisis en la región y las posibles amenazas a la paz y la seguridad de los países vecino", aseguró el director de Operaciones del organismo dependiente de la ONU, Mohamed Abdiker, al presentar el informe, según el portal de noticias africanas AllAfrica.com.

Desde que la milicia islamista radical, cuyo nombre en las lenguas locales significa "la educación no islámica es pecado", lanzó una ofensiva en los estados de Borno y Yobe, en el norte del país, hace cinco años, el gobierno nigeriano estima que más de 13.000 personas han muerto y más de un millón de medio tuvieron que abandonar sus casas y huir.

Cada vez que Boko Haram ataca a un pueblo o a una ciudad del noroeste del país, lindante con Chad y Níger, la noticia de la masacre, de los abusos o del secuestro masivo de civiles tarda entre horas y días en llegar a la prensa internacional.

En la mayoría de los casos, se debe a la falta de presencia estatal y de medios internacionales en esa región del país, que es el principal productor de petróleo de África y el territorio más rico y poblado del continente.

Desde hace meses, además, Camerún se convirtió en un objetivo recurrente de la milicia extremista nigeriana.

Hace menos de una semana, el gobierno camerunés anunció que había matado a 143 milicianos de Boko Haram en un combate por el control de la base militar en la localidad de Kolofata, en el noroeste de Camerún.

Hace dos días, la milicia islamista radical respondió secuestrando a 80 personas en dos pueblos de Camerún, muy cerca de la frontera con Nigeria. Entre ellas había 50 niños de 10 a 15 años.

En los últimos tiempos, los ataques de Boko Haram se concentraron en los pueblos de la zona del Lago Chad, que Nigeria comparte con Níger, Chad y Camerún.

A dos semanas de arrasar con el pueblo nigeriano de Baga y de asesinar a un número aún no precisado de civiles, testigos denunciaron hoy que cientos de personas huyeron de cuatro pueblos de los alrededores por miedo a un nuevo ataque.

Este fin de semana organizaciones internacionales de derechos humanos publicaron imágenes satelitales, que demuestran que después del ataque del 3 de enero, mas del 60% de la infraestructura y las viviendas de Baga quedaron completamente destruidas.

La noticia del presunto nuevo ataque en la zona del Lago Chad se conoció al mismo tiempo que 13 países africanos se reunían en Níger para intentar alcanzar una respuesta conjunta al avance de Boko Haram. El gobierno nigeriano, sin embargo, no envió ningún representante al encuentro regional.

TELAM

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 00:14
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 00:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"