Comienza el juicio por la matanza del cine de Aurora

James Eagan Holmes está acusado de matar a 12 personas, tras ingresar al estreno de la película Batman, en un cine de Estados Unidos.

El juicio contra el presunto autor de un tiroteo que en 2012 provocó la muerte de 12 personas en un cine de la localidad estadounidense de Aurora (Colorado) arranca mañana martes en un tribunal cercano a Denver, después de que el acusado se declarase no culpable por inimputabilidad.

El 20 de julio de 2012, el acusado, James Eagan Holmes, entró en una sala de cine de Aurora durante el estreno de una película de Batman, lanzó gas lacrimógeno y bombas de humo y disparó a su alrededor, matando a 12 personas e hiriendo a 58. Diez de las víctimas murieron en la sala de cine, entre ellas una niña de seis años, mientras que las dos restantes fallecieron en el hospital.

Rehenes aurora


Entre los 166 cargos presentados contra Holmes se encuentran los de asesinato, intento de asesinato y utilización de armas y explosivos. En caso de que sea declarado culpable, podría ser condenado a muerte.

Según un portavoz del tribunal, el proceso no abordará cuestiones de contenido probablemente hasta junio. Antes debe escogerse al jurado, un procedimiento que puede prolongarse durante meses.

La principal cuestión será determinar si Holmes era imputable en el momento del tiroteo o no. La fiscalía alegará que Holmes planeó el ataque durante meses, se hizo con un arsenal de armas y municiones y dejó su casa llena de trampas con explosivos, aparentemente destinadas a los investigadores.

Los abogados de Holmes alegaron desde el principio que su cliente sufre "una grave enfermedad mental" y que llevó a cabo el ataque durante un episodio psicótico.

Según algunos medios, cuando se entregó a la policía, Holmes les aseguró que era el malvado "Joker", enemigo de Batman. Según documentos judiciales, antes del ataque la psiquiatra que trataba a Holmes informó a la policía de que la había amenazado y de que podría suponer un "peligro para el interés público".

Según la legislación de Colorado, si la defensa mantiene que Holmes estaba incapacitado en julio de 2012, será la fiscalía la que deba demostrar de manera incuestionable que el acusado estaba en plena posesión de sus facultades mentales. Si el jurado decide que Holmes no es culpable por inimputabilidad, podría ser ingresado en un psiquiátrico.

Si es declarado culpable, en una audiencia distinta se decidirá si debe ir a prisión o si es condenado a muerte. El mes pasado los padres de Holmes pidieron en un artículo de prensa que su hijo no sea condenado a muerte.


Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 11:00
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 11:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"