Marine Le Pen propuso reinstaurar el servicio militar obligatorio en Francia

"Los fundamentalistas islamistas están en guerra contra Francia, es una fuerza internacional que apunta a la expansión. Pero no es mas que Bin Laden que actúa, sino una escoria de los suburbios", agregó.

 La ultraderechista Marine Le Pen, lider del Frente Nacional (FN) propuso hoy en una conferencia de prensa reinstaurar el servicio militar obligatorio en Francia y solicitar un incremento en el presupuesto para el ministerio de Defensa.



"Los fundamentalistas islamistas están en guerra contra Francia, es una fuerza internacional que apunta a la expansión. Pero no es mas que Bin Laden que actúa, sino una escoria de los suburbios", lanzó hoy Marine Le Pen al presentar sus propuestas de seguridad luego del atentado en la revista Charlie Hebdo y los ataques posteriores de la semana pasada.



Entretanto, Jean-Marie Le Pen, padre de Marine, adhirió a la teoría del complot que circula en Francia."El atentado tiene la firma de los servicios secretos", consideró el ex paracaidista Le Pen en una entrevista al diario ruso Komsomolskaïa Pravda.



Sin peso en el Parlamento, pero liderando la intención de voto para la próxima presidencial de 2017, Marine Le Pen volvió a agitar el debate en Francia.



"El servicio militar debe volver a ser obligatorio, por seis meses y para todos nuestros jóvenes", afirmó Le Pen, quien la semana pasada solicitó se convoque a un referéndum para consultar a los franceses sobre la posibilidad de reinstaurar la pena de muerte.


El servicio militar obligatorio fue anulado en mayo de 1996 por el presidente conservador Jacques Chirac.



Pese a liderar las encuestas de la elección presidencial de 2017, la mismas encuestas coinciden en que la ultraderechista no podría alcanzar la presidencia por el alto rechazo que genera en casi dos tercios de los franceses.



"Visto que hoy por hoy el Ejército es responsable de nuestra seguridad interior reclamamos una fuerte alza presupuestaria durante los próximos cinco años".



El atentado a la revista satírica Charlie Hebdo y los ataques posteriores que dejaron 17 muertos y los tres islamistas abatidos, obligó al gobierno a desplegar 10.000 militares para fortalecer la seguridad interior.



"Desde 2007 hasta hoy, Nicolas Sarkozy y Francois Hollande recortaron 50.000 puestos en el Ejército", denunció la ultraderechista, que reclamó la creación de "una brigada antiterrorista, dependiente del ejercito, para restablecer el orden en los suburbios".



"Esta brigada antiterrorista tendría como misión vaciar los sótanos de armas y restablecer el orden republicano", aseveró la diputada europea.



Asimismo, criticó la labor de los servicios secretos y exigió la creación de nuevas prisiones para responder a la inseguridad.


La ultraderechista apuntó con dureza al ex presidente Nicolas Sarkozy porque "su intervención militar en Libia en 2011 fue un potente fertilizante para el yihadismo internacional.



"Esta historia de que olvidaron el documento en el auto recuerda al pasaporte de un terrorista encontrado entre las cenizas del 11 de setiembre en Nueva York. Nos quieren hacer creer que los terroristas son idiotas. Esta atentado tiene la firma de los servicios secretos", dijo, Jean-Marine Le Pen.



El domingo en París, agrupaciones de extrema derecha convocaron a manifestarse en la plaza de la Bolsa "contra el Islam", pese al intento judicial del gobierno de prohibir la manifestación. 

Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 10:57
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 10:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"