EEUU: La mayoría de los alumnos de escuelas públicas es pobre

Por primera vez se da esta tendencia en los últimos 50 años, según informe del diario The Washington Post. Cuáles son los desafíos que esto implica.

  Por primera vez en al menos 50 años, la mayoría de los estudiantes de escuelas públicas de Estados Unidos provinen de familias de bajos recursos, según datos de Southern Education Fundation reflejados en un informe del diario The Washington Post.

En conjunto, los estados y el gobierno federal gastan alrededor de $ 500 mil millones de dólares al año en las escuelas primarias y secundarias. Y los estados con altas tasas de estudiantes pobres tienden a gastar menos por estudiante: los 27 estados con los mayores porcentajes de estudiantes pobres destinaron menos recursos que que el promedio nacional.

Así lo visualiza el siguiente mapa interactivo del diario The Washington Post:

Según datos de la Fundación Southern Education, el 51 por ciento de los estudiantes de pre-kinder fueron elegidos bajo el programa federal de almuerzos gratis, con precio reducido en el año escolar 2012-2013. El programa de almuerzo es una medida aproximada de la pobreza, pero la explosión en el número de niños necesitados en las aulas públicas de la nación es un fenómeno reciente que ha ido ganando la atención de los educadores, funcionarios públicos e investigadores.

El cambio a una población estudiantil de mayoría pobre significa que en las escuelas públicas, más de la mitad de los niños comienzan el jardín de infantes sin estar al día. Se trata de alumnos menos propensos a recibir apoyo en casa para tener salir adelante  y son más propensos a abandonar y nunca ir a la universidad.

También significa que la política educativa, las decisiones de financiación y de instrucción en el aula deben adaptarse a las crecientes filas de niños necesitados que llegan a la puerta de la escuela cada mañana.

Las escuelas, que ya están en una intensa presión para obtener mejores resultados de la prueba y cumplir con los estándares más rigurosos de calidad, se enfrentan a la difícil tarea de tratar de elevar el rendimiento de los niños pobres para que se acerquen al mismo nivel que sus compañeros más pudientes.


Según los datos visualizados en el mapa, los estudiantes pobres están repartidos en todo Estados Unidos, pero las tasas más altas se concentran en los estados del sur y del oeste. 

El nuevo informe plantea preguntas entre los educadores y funcionarios acerca de si los estados y el gobierno de Estados Unidos están dedicando suficiente dinero - y si se asigna de la manera más eficaz - para satisfacer las complejas necesidades de los niños que viven en la pobreza. 

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 20:39
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 20:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"