España investiga estadía en Madrid de uno de los atacantes de París y arresta un joven

El juez de la Audiencia Nacional de España Eloy Velasco investiga la estancia en España del islamista Amedy Coulibaly, su mujer, Hayat Boumeddiene, y una tercera persona que podría haber ayudado a esta última a llegar a Siria.

La Justicia española abrió hoy una investigación para determinar si el islamista que tomó rehenes en un supermercado judío de París tenía contactos en España, tras comprobarse que estuvo con su pareja en Madrid días antes de su ataque, mientras un joven español fue detenido por reclamar réplicas del atentado al semanario Charlie Hebdo en dos diarios españoles. 

El juez de la Audiencia Nacional de España Eloy Velasco investiga la estancia en España del islamista Amedy Coulibaly, su mujer, Hayat Boumeddiene, y una tercera persona que podría haber ayudado a esta última a llegar a Siria, informó a Télam un portavoz del tribunal. Las diligencias previas ordenadas por el magistrado por "presunta colaboración con organización terrorista" se iniciaron a raíz de un informe policial remitido a la Audiencia Nacional, máxima instancia penal del país. 

Coulibaly y su mujer habrían llegado a Madrid en auto desde París el pasado 30 de diciembre, según fuentes de la lucha antiterrorista francesa citadas por la cadena gala de televisión M6 y varios medios españoles. Coulibaly compró el coche utilizado por la pareja días antes de viajar a España y regresó en el mismo vehículo a París junto con otro individuo para preparar su ataque. Los investigadores intentan determinar quién era este hombre y si Coulibaly mantuvo contacto con otras personas en Madrid. 

Desde el aeropuerto madrileño de Barajas, Boumeddiene tomó un vuelo hasta Estambul el 2 de enero junto a dos hombres franco-argelinos, confirmaron fuentes de la lucha antiterrorista española citadas por la emisora Cadena Ser. La mujer y un acompañante, que fueron registrados por las cámaras de vigilancia del aeropuerto de Estambul, llegaron a Siria el pasado 8 de enero, un día antes de que Coulibaly muriera abatido por la policía tras matar a cuatro rehenes en un supermercado khoser de París y a un agente de la policía municipal. Este ataque tuvo lugar al día siguiente del atentado contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, que dejó un saldo de 12 muertos. Desde el atentado de París de la semana pasada, los países de la Unión Europea (UE) han extremado su seguridad y estudian nuevas medidas para evitar que se repitan acciones de este tipo. En ese marco, la policía catalana arrestó hoy a un joven español de 23 años por reclamar a través de su cuenta de Twitter réplicas del atentado contra Charlie Hebdo de París en dos diarios españoles. 
 

El detenido, de nacionalidad española y residente en Esparreguera, provincia de Barcelona, está acusado de "delitos de amenazas, enaltecimiento del terrorismo, provocación y proposición para cometer delitos de terrorismo", informaron los Mossos d' Escuadra (policía catalana) en un comunicado. 
 El arresto concluye un extensa investigación iniciada en julio de 2014 a partir de una denuncia presentada por la periodista y escritora Pilar Rahola por unas amenazas recibidas por parte de este individuo en su cuenta de Twitter. 
Los investigadores de la policía catalana corroboraron que existían una serie de amenazas a personalidades públicas y medios de comunicación, concretamente a través de un perfil de esa red social. 


Desde la misma cuenta también se enaltecieron las acciones de diversos grupos armados como el antifascista GRAPO y la organización separatista vasca ETA. 
Entre las personas amenazadas figuran políticos, periodistas y miembros de la Casa Real española. 
Sin embargo, el operativo policial se precipitó después de que se alertara que, tras el atentado al semanario Charlie Hebdo, el sospechoso reclamaba a través de la misma cuenta de Twitter que se llevaran a cabo atentados del mismo tipo contra dos periódicos españoles. 

El Ejecutivo del conservador Mariano Rajoy ya adelantó esta semana que se endurecerán las penas por enaltecimiento del terrorismo en Internet, entre otras medidas como la penalización de los desplazamientos a zonas de conflicto yihadistas para unirse a "grupos terroristas". 
 Una de las propuestas más polémicas, que España viene impulsando desde hace más de un año en la Unión Europea (UE), es la penalización del "adiestramiento pasivo", es decir, los receptores de información a través de web yihadistas.

TELAM

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 06:53
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 06:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"