Detuvieron a un humorista francés por apología al terrorismo

Tras el ataque a Charlie Hebdo, un reconocido humorista francés fue detenido por asociar el nombre de la revista satírica con uno de los islamitas muertos.

El controvertido humorista francés Dieudonné fue detenido hoy por haber manifestado "Je suis Charlie Coulibaly", al asociar el nombre del semanario Charlie Hebdo que sufrió el ataque terrorista que dejó 12 muertos el miércoles pasado con uno de los islamistas abatidos en el operativo policial posterior.

La Fiscalía de París, que anunció el lunes la apertura de una investigación preliminar por "apología al terrorismo", informó hoy que el humorista se encuentra detenido en la capital francesa y que la investigación estará a cargo de la Brigada de Represión de la Delincuencia a las Personas (BRDP).

De esta forma, Dieudonné se encuentra una vez más en el centro de una polémica por haber escrito el domingo en el perfil de su cuenta de Facebook: "Sepan que esta noche, en lo que me concierne, yo me siento Charlie Coulibaly".

En esta nueva provocación, Dieudonné superpone y mezcla el nombre del abatido Amedy Coulibaly, el francés de 32 años autor de la toma de rehenes en un supermercado kosher el viernes en el límite este de París que dejo cuatro judíos muertos, con la consigna "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie) que se multiplicó tras el ataque al semanario satírico del miércoles pasado.

"El racismo, el antisemitismo, el negacionismo, la apología del terrorismo no son opiniones, es un delito", remarcó ayer el primer ministro, Manuel Valls, al ser consultado sobre el humorista.

"Es una abyección", denunció el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, en un acto el lunes ante la comunidad judía en París. Hace un año, el gobierno francés prohibió las presentaciones del humorista por "incitación al odio racial", recordó Télam.

Condenado en numerosas oportunidades por sus declaraciones antisemitas o negacionistas, Dieudonné, de 48 años, popularizó un controvertido gesto denominado "la querelle" (croqueta), que consiste en mantener tendido un brazo hacia abajo y cruzar la otra mano sobre el pecho.

Considerado gesto antisemita por sus detractores, "un saludo fascista a la inversa" según la Liga internacional de Lucha contra el Racismo y el Antisemitismo (Licra), el humorista que se hizo conocido por su lucha contra la ultraderecha y hoy flirtea con el Frente Nacional (FN) lo describe como un "gesto antisistema, un corte de manga a los políticos".

Opiniones (3)
24 de mayo de 2018 | 06:21
4
ERROR
24 de mayo de 2018 | 06:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y la libertad de expresión ?????
    3
  2. Sujeto constituyente: es llamativo ver como se puede ver la realidad. De repente podemos estar hablando de libertad de prensa y en otro instante esa misma libertad es cercenada en nombre de ??? la libertad y aunque parezca una redundancia o un pleonasmo retorico, es mas una verdad dolorosamente humana. Es que Charlie no se didica a explicar porque no es bueno el islamismo; tampoco habla de los errores que podrian probocar el fundamentalismo. Sino mas bien se dedica a reirse de las cosas que para otros son sagradas. Entonces si todos somos Charlie, deberiamos pedir perdon por tener la vista miope, por constituirnos como estados cosntituyentes y dueños de la verdad. Nada, nada de nada justifica una muerte, menos una muerte violenta, pero tampoco se puede convivir con otros seres humanos pensando que hay algunos mejores que otros.
    2
  3. Y ahora?... No era que todo, pero todo eh! es mantener la libertad de expresión a cualquier precio?... Esto quiere decir que hay límites. Que no se puede decir cualquier cosa. O será que algunos pueden y otros no?...
    1