Francia convoca a una cumbre antiterrorista mundial

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya ha anunciado que asistirá a la cumbre de París, al igual que el alemán, Thomas de Maizière.

"He tomado la iniciativa de invitar a París el próximo domingo a mis colegas de los países europeos más afectados por el terrorismo, al comisario europeo Dimitris Avramopoulos, al coordinador antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove, así como a Eric Holder, ministro de Justicia de Estados Unidos, y del Interior, Jeh Johnson", señaló.

Según Cazeneuve, los países participantes pretenden manifestar su solidaridad con Francia y su rechazo al terrorismo, pero también "abordar los desafíos comunes que no podrán ser resueltos más que en común".

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya ha anunciado que asistirá a la cumbre antiterrorista de París, al igual que su homólogo alemán, Thomas de Maizière.

La reunión tendrá lugar después de la masacre perpetrada ayer contra la sede del semanario satírico francés Charlie Hebdo, en la que murieron doce personas, supuestamente a manos de terroristas yihadistas.

Además, una policía municipal murió hoy y otro agente resultó herido en el sur del país en un tiroteo que el Gobierno ha considerado una "acción terrorista".

Los responsables de ambos atentados continúan libres, aunque París ha movilizado a 88.000 miembros de las fuerzas de seguridad y militares en la búsqueda y en la protección para evitar nuevos actos criminales.

Según el ministro galo, la policía busca a los dos hermanos Kouachi. Saïd "fue formalmente reconocido en fotografías como el agresor". Los datos que se tienen de él son que es el mayor, tiene 34 años, "está domiciliado en Reims y no tiene empleo conocido. Nunca fue perseguido ni condenado, pero sí aparece vinculado a los asuntos de su hermano" menor, que sí estaba en la mira de los servicios secretos como yihadista.

Chérif Kouachi, de 32 años, tiene el historial delictivo más nutrido y ya había pasado por prisión por sus vínculos con redes yihadistas en París de captación de combatientes para Irak. De hecho, fue condenado en 2008 a tres años de cárcel -la mitad, exenta de cumplimiento- por participar en la llamada "red de Buttes Chaumont" -nombre de un parque en el noreste de París-, que reclutaba a jóvenes marginales para la causa fundamentalista.

En 2005, le llegó a él mismo el momento de viajar a Siria para entrar ilegalmente en Irak y unirse a la yihad. Capturado justo antes de embarcar hacia Damasco, el menor de los Kouachi era entonces repartidor de pizzas.

Un oscuro imán, Farid Benyettou, que predicaba en la mezquita Al Dawa del barrio de Stalingrad en ese mismo distrito atrajo a Kouachi, como a muchos otros jóvenes, a su visión fundamentalista del islam. 

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 11:21
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 11:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"