“Fuera Peña Nieto”: Protestas en Washington

Ante la visita a la Casa Blanca de Estados Unidos del presidente mexicano, se reunieron manifestantes a protestar por esta visita, mientras México atraviesta una honda crisis.

"Vivos se los llevaron, vivos los queremos", "Fuera Peña Nieto" y "Ayotzinapa vive y vive, la lucha sigue y sigue", eran algunas de las consignas que gritaban decenas de manifestantes que protestaron hoy en Washington delante de una Casa Blanca que amaneció cubierta de nieve el Día de Reyes.

Los manifestantes pedían la dimisión del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, que se lleve ante la justicia a los responsables de la desaparición de los estudiantes de Iguala y el fin del Plan Mérida, que, según ellos, ha fomentado la violencia en México.

Algunos como el mexicano José Sandoval, coordinador en San José (California) de la organización "Voluntarios de la comunidad", no estaban bien preparados para las bajas temperaturas que se registraron en Washington. Sandoval, que calificó al gobierno de México de "narcogobierno" y a Peña Nieto de "títere" de Estados Unidos, llevaba unas bolsas de plástico atadas en los pies como botas improvisadas para protegerse del frío y del agua.

La protesta fue convocada con motivo de la visita de Peña Nieto a la Casa Blanca, donde fue recibido por el presidente Barack Obama.

"Ni perdón, ni olvido", "43. No nos cansamos. No lo superamos. No los olvidamos hasta encontrarlos" y "Fue el estado", rezaban algunas de las pancartas que exhibían.

"Uno, dos, tres, cuatro...", contaban los manifestantes hasta llegar a 43, el número de alumnos desparecidos de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, situada en el estado de Guerrero. Los jóvenes desaparecieron después de ser detenidos por policías municipales, que los entregaron al cártel de Guerreros Unidos, según la versión oficial de lo sucedido.

Hasta la fecha sólo se han identificado los restos mortales de uno de los desaparecidos.

"Ustedes saben lo trágico que es nuestro país. Parece una fosa", se lamentó Arnoldo Borja, miembro del grupo "Mexicanos sin frontera" y uno de los que tuvo palabras más fuertes contra el presidente mexicano, cuya dimisión exigió.

Varios manifestantes instaron tanto a Obama como a Peña Nieto a poner fin al Plan Mérida, el acuerdo entre Estados Unidos y México para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

"La guerra contra las drogas ha sido un fracaso, ha afectado más a la gente inocente que a los carteles de drogas. Es tiempo que ponga un fin al plan Mérida, a toda la guerra contra las drogas", dijo a la agencia dpa la estudiante mexicana Denise Romero, que viajó desde el barrio de Queens en Nueva York a Washington para participar en la protesta.

"De Ayotizapa a Ferguson. Los policías trabajan para el estado y el estado protege a los policías asesinos", decía la pancarta que llevaba esta joven mexicana indocumentada. Romero se refería a los casos recientes de violencia policial registrados en Estados Unidos, entre los que destaca el caso del joven afroamericano Michael Brown que fue abatido en agosto por un policía blanco en Ferguson (Missouri), a pesar de ir desarmado.

Romero instó a ambos gobiernos a frenar la militarización de la policía. "Todo el entrenamiento que recibe México viene de Estados Unidos. La policía que ha matado a miles de personas en México ha sido entrenada en tácticas que se usan en Estados Unidos", denunció esta joven.

Irene Carrillo, que llevaba una pancarta que decía "Justicia. Ya me cansé", dijo que no podían pasar "la oportunidad" de tener a Peña Nieto en Washington para que sus demandas sean escuchadas. Carrillo pidió que "haya justicia por Ayotzinapa y por todos los demás crímenes de Estado que ha habido".

"Peña Nieto tiene toda la responsabilidad, aunque no sea directa, porque también ha habido muchos otros crímenes de Estado y necesitan esclarecer el crimen para que la gente pueda volver a confiar en las autoridades", dijo Carrillo.

Dentro de la Casa Blanca, el drama de Ayotzinapa estuvo presente en la reunión de Peña Nieto y Obama. El presidente mexicano reconoció que su gobierno tiene "el claro reto" de combatir "con mayor eficacia y contundencia al crimen organizado".

Se trató de la segunda visita que realiza Peña Nieto a Washington. Su primera visita fue en noviembre de 2012 cuando era presidente electo.


Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
19 de julio de 2018 | 01:20
1
ERROR
19 de julio de 2018 | 01:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"