AirAsia: creen la causa del accidente fue hielo en los motores

Según la agencia meteorológica de Indonesia la nave voló sobre nubes muy amenazantes que provocaron el siniestro.

El clima fue el "factor desencadenante" del accidente del avión de AirAsia, según investigaciones recientes los motores pudieron haberse dañado por la formación de hielo, indicó la agencia de meteorología indonesia, en tanto este domingo los buzos se preparaban para continuar las búsquedas.

Los equipos de rescate intentarán recuperar los cuerpos de más víctimas y otros restos de la aeronave, en particular las cajas negras del Airbus A320-200 quetransportaba 162 personas a bordo y se precipitó al mar de Java el 28 de diciembre, tras enfrentar nubes muy amenazantes después de haber despegado de la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur.

"En base a los datos de que disponemos, recibidos durante la ubicación y el último contacto con la aeronave, el clima fue el factor desencadenante del accidente", señaló la agencia en su sitio en internet.

"El fenómeno meteorológico más probable es la formación de hielo que puede dañar los motores por un proceso de enfriamiento. Se trata simplemente de una de las eventualidades, basada en el análisis de los datos meteorológicos existentes", añade la agencia.

El piloto había pedido tomar mayor altura para evitar las tormentas amenazantes, pero no recibió inmediatamente la autorización a causa del importante tráfico aéreo que había en ese momento. Poco después, el aparato desapareció de las pantallas de los radares.

Cuatros grandes partes del aparato fueron encontradas entre viernes y sábado en la zona de tareas en el mar de Java, frente a las costas de la isla de Borneo, donde los equipos de búsqueda y rescate intentan recuperar cuerpos de las víctimas y más restos del aparato, en particular las cajas negras que son cruciales para establecer las causas del accidente. Hasta ahora se recuperaron treinta cadáveres.

Los buzos se preparaban este domingo a descender a unos 30 metros de profundidad en el fondo del mar, donde estaría la mayor parte del fuselaje, después de que durante la semana que finaliza los trabajos se vieran perturbados, inclusive bloqueados, por el fuerte oleaje en la zona. Varios países participan en la búsqueda, entre ellos Francia, Estados Unidos y Rusia.

Este domingo, "las olas son más suaves, de solamente entre uno y dos metros", declaró a la AFP un responsable de las operaciones de búsqueda y rescate, S.B. Supriyadi, agregando que 95 submarinistas están preparados a la espera para sumergirse desde varios barcos.

"Puede haber cadáveres al interior del avión"

"Vamos a concentrarnos en las búsquedas submarinas, y esperamos poder recuperar más cuerpos. Queremos acelerar la evacuación de cadáveres que quizás se encuentren en el interior del avión", dijo.

Se utilizan sonares para la detección de objetos submarinos, en tanto los aviones pasan "a peine fino" el mar y la costa, subrayó Supriyadi.

Las autoridades indonesias rechazaron precisar a qué elementos del avión corresponden los cuatro grandes restos hasta ahora recuperados, aunque podrían ser parte de la cola según una infografía entregada a los periodistas.

Además, informaron que investigarán las "infracciones" cometidas por la compañía AirAsia, que suponen hizo tomar un pasillo aéreo sin autorización al avión.

Pero las autoridades de aviación civil de Singapur, por su parte, indicaron que AirAsia Indonesia había obtenido la autorización para efectuar el vuelo. Es necesario que la haya de ambas partes, de origen y destino del vuelo.

Sunu Wydyatmoko, presidente gerente de AirAsia Indonesia, declaró a los periodistas que la compañía no realizará ningún comentario hasta que finalice la investigación.

El Airbus A320-200 que se precipitó al mar era explotado por AirAsia Indonesia, una filial de la compañía malasia AirAsia, llevando así a tres el número de catástrofes mortíferas para la aviación malasia en 2014, tras las de los dos aviones de la compañía nacional Malaysia Airlines (vuelos MH370 y MH17).

Los familiares de las víctimas se preparaban para nuevas inhumaciones en Surabaya, desde donde había partido el avión. Allí fue instalado un centro de crisis para la identificación de los cadáveres.

A bordo del avión de AirAsia se encontraban 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un malasio, un singapurense y el copiloto francés.

Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 12:13
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 12:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"