Fundador de fuerza de autodefensa acusado de masacre

Los grupos de autodefensa surgieron en febrero de 2013 en Michoacán para proteger a sus comunidades de secuestros, extorsiones y asesinatos.

Hipólito Mora, fundador de una fuerza rural considerado de autodefensa de algunos sectores del estado de Michoacán, y una veintena de seguidores fueron señalados ayer como probables responsables del delito de homicidio calificado de diez personas en la localidad de La Ruana.  

El juzgado primero de lo penal con sede en el Centro de Readaptación Social de Morelia, en Michoacán, dictó el auto de formal prisión a Mora y su gente tras encontrar pruebas suficientes en su participación en el tiroteo registrado el 16 de diciembre, en el que murieron 11 personas.

Junto con sus cómplices, Mora se había presentado voluntariamente el 26 de diciembre ante la policía ministerial para declarar por la balacera, en la que murió su hijo Manuel Mora, de 32 años.

En el centro carcelario conocido como "Mil cumbres", Mora dijo que la medida cautelar es injusta, ya que él y su grupo sólo se defendieron de las agresiones del líder antagónico de la fuerza rural, Luis Antonio Torres, alias Simón El Americano.

El abogado de Mora, Eduardo Quintero, apeló la resolución del juez, al considerar que no había elementos jurídicos para que se les decretara el auto de formal prisión. Mora acusó a Torres de haber iniciado el choque armado.

En el tiroteo se usaron lanzagranadas y hubo miles de disparos con armas de alto poder. El choque fue en una barricada del grupo de Mora en la entrada de La Ruana, una localidad en el estado de Michoacán, en el oeste del país.

El comisionado federal para la seguridad, Alfredo Castillo, había exhortado a Mora y a todos los implicados en la gresca para que se presentaran de manera voluntaria ante la justicia. "Simón el Americano" y nueve de sus hombres se entregaron el 30 de diciembre a las autoridades para declarar por el tiroteo.

Según Castillo, el choque armado se debió a viejas rencillas entre Mora y Torres, que fueron jefes de dos grupos civiles armados de autodefensas hasta que el gobierno ordenó en mayo su disolución y su reconversión en una fuerza rural legalizada.

Los grupos de autodefensa surgieron en febrero de 2013 en Michoacán para proteger a sus comunidades de secuestros, extorsiones y asesinatos del crimen organizado, en especial de Los Caballeros Templarios, el cártel dominante en la región. 

Fuente: Télam

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 13:16
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 13:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"