Perlita

“No somos ladrones” dijo un alto funcionario saliente

Durante la asunción del Dilma Rousseff, el saliente secretario general de la presidencia de Brasil se despidió afirmando que “tenemos que levantar cabeza”.

 Pese a que Dilma fue reelecta en Brasil y acaba de asumir su segundo mandato, el escándalo de Petrobras sigue molestando al oficialismo de ese país.

En este sentido, Gilberto Carvalho, al dejar el cargo de ministro de la Secretaría General de la Presidencia, no pudo quedarse callado y afirmó que “no somos ladrones” y que “tenemos que levantar la cabeza y honrar nuestra lucha”, en referencia a los miembros de su partido, según publicó el diario Folha de Sao Paulo.

Cuando se desató el escándalo Petrobras, Carvalho había afirmado que  se "está intentando utilizar esa revelación para tratar, un poco por desesperación, de cambiar el rumbo de la campaña".

Las denuncias vinculadas a la mayor empresa pública del Brasil involucran a Rousseff porque la mandataria presidió el Consejo de Administración de la estatal entre el 2003 y el 2011. En ese periodo fueron aprobados negocios que ocasionaron millonarias pérdidas al ente y que están siendo investigados por sospecha de irregularidades.

Los negocios fallidos llevaron a que la empresa "modelo" de Brasil acumulara en los últimos tres años pérdidas estimadas en unos 80.400 millones de dólares, en el que se sospecha que los políticos recibían el 3% de comisión sobre el valor de cada contrato firmado durante su gestión en la estatal, que se extendió entre los años 2004 y 2012.

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 22:14
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 22:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"