Deportes

Milito, el ídolo que volvió para ser campeón

El capitán del flamante campeón y máximo ídolo de la institución, regresó a Racing tras 11 años para ser nuevamente campeón.

Diego Alberto Milito, capitán del flamante Racing campeón y máximo ídolo en la actualidad de su hinchada, regresó a la 'Academia' luego de 11 años en el fútbol europeo, donde se destacó en diferentes clubes, con el objetivo de terminar su carrera profesional en su "casa", sin saber que se convertiría en el principal estandarte del equipo que logró dejar atrás 13 años sin títulos, luego del logro del torneo Apertura 2001, en el que también fue figura. 

Milito, de 35 años, con el título obtenido esta noche, el segundo de su carrera profesional en Racing Club, se convirtió en, quizás, el referente más importante de la historia de la institución de Avellaneda junto a Juan José Pizutti y Ruben Walter Paz. 

El oriundo de la localidad Bernal, a diferencia de los dos ex futbolistas mencionados y, en el caso de Pizutti ex DT campeón de la Copa Libertadores (1966) y Copa Intercontinental (1967), cuenta con el plus de haberse formado como jugador en las divisiones inferiores de la institución y de haber debutado profesionalmente en el primer equipo académico, situaciones que lo ubican entre los preferidos de la parcialidad académica.

Milito Racing


Desde su debut con la camiseta de Racing en el torneo Apertura de 1999, en el empate 3-3 ante Unión de Santa Fe, el atacante se metió en el corazón de la gente a base de goles y buenas actuaciones. 

El momento más importante de su primera etapa en la 'Academia' lo vivió cuando se convirtió en una pieza clave del título obtenido en el torneo Apertura de 2001, que sirvió para cortar una racha adversa de 35 años sin festejos en el ámbito local y en el que además aportó tres tantos. 

Luego del título, el 'Principe' se mantuvo en Racing hasta el final de la temporada 2003, lapso en que además tuvo la chance de defender los colores académicos a nivel internacional: estuvo presente en tres partidos y anotó un solo tanto en la Copa Sudamericana 2002, mientras que jugó ocho partidos y convirtió dos goles durante la Copa Libertadores del 2003.

En su primera etapa en Racing Club, Milito jugó un total de 148 partidos a nivel local y anotó 37 goles. 

Bou y milito


Su primera experiencia europea la tuvo en el Genoa de Italia, equipo en el que actuó en 20 partidos y convirtió 12 goles durante 2003-2004 y luego, en la temporada 2004-2005, cosechó 21 tantos en 39 partidos.

Tras su buena actuación en el conjunto italiano, en el 2005 pasó al fútbol español para defender los colores del Real Zaragoza, club en el que estuvo a lo largo de tres años y en los que jugó 125 partidos y anotó 61 tantos. 

En la temporada 2008-2009 volvió al 'Calcio' y al Genoa, club en el que volvió a tener un rendimiento notable: 26 goles convertidos en 34 encuentros.
Sin embargo, el momento más destacado de su carrera a nivel títulos y reconocimiento mundial lo vivió en el Inter de Italia, equipo en el que jugó 170 partidos e hizo 75 goles. 

Además, defendiendo los colores del 'Nerazzurri" tuvo un 2010 increíble, año en el que consiguió la Copa Italia, el 'Scudetto', la Supercopa de Italia, la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes, mientras que en 2011 volvió a conseguir la Copa de Italia. 

Un párrafo aparte merece su participación en la selección argentina con la que jugó 21 encuentros y anotó cuatro tantos y con la que le tocó ser parte del plantel que participó del mundial de Sudáfrica 2010.

En junio de 2014, tras haber quedado libre del Inter, volvió a Racing, el club de sus amores, con toda la experiencia que cosechó a lo largo de sus 11 años en el viejo continente y que supo cómo ponerla en práctica en todos los partidos en los que estuvo en cancha. 

A pesar de sus 35 años, Milito mostró un estado físico impecable y, si bien no tuvo la misma velocidad y explosión de hace 11 años atrás, el delantero le sumó inteligencia, jerarquía y liderazgo a su juego que no sólo se evidenció en cada una de sus presentaciones, sino que además lo puso en práctica dentro del seno del plantel como máximo referente del mismo.

En la misma línea, el atacante fue el jugador que más ovaciones recibió cada vez que Racing jugó de local y ratificó el cariño que los hinchas académicos sienten por él desde el título obtenido en 2001. 

El 'Principe' tuvo un papel determinante en el torneo cada vez que estuvo en cancha: de los 18 partidos que jugó, Racing se impuso en 14, empató uno y cayó en tres oportunidades. 

Diego milito


Además, anotó seis tantos (el doble de lo que cosechó en la campaña del Racing campeón 2001) que sirvieron para conseguir cuatro triunfos (ante Defensa y Justicia, Estudiantes, Boca Juniors y Rosario Central -con doblete incluido-) y una sola derrota (1-2 ante Independiente). 

Con el título de esta noche, el segundo conseguido con Racing Club, Diego Alberto Milito quedará para siempre metido en el corazón de los hinchas académicos, quienes lo consideran uno de sus máximos ídolos y ya tienen el bronce listo para construirle una estatua que estará inmortalizada al lado de la de Reinaldo 'Mostaza' Merlo.  


Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 19:43
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 19:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"