Deportes

La Lepra se despidió de su gente con un triunfo

Independiente Rivadavia derrotó 3 a 1 al ascendido Temperley por la 21ª fecha del Nacional B.


Independiente Rivadavia pudo despedirse de su gente con un triunfo. Fue 3 a 1 ante Temperley por la penúltima fecha de la B Nacional. 

La reconciliación: Los jugadores de la Lepra pudieron culminar este año de local con otras emociones distintas a los reproches e insultos que caracterizaban los últimos cotejos en el parque. Esta vez desde las tribunas bajó el aliento, los grito de goles y aplausos. Los simpatizantes, que sufrieron el fracaso deportivo y que descargaron su bronca contra los futbolistas fechas atrás, dejaron de lado los rencores y se dedicaron a apoyar al equipo y a Independiente en el duelo contra Temperley.

Volvió al gol: Tal vez uno de los jugadores que más deuda tenía con la hinchada era Diego González Vega. El chileno era el más cuestionado por los hinchas en las fechas anteriores, ya que era la carta de gol para este torneo y apenas acumulaba una conquista desde la segunda fecha ante Patronato. Durante el primer tiempo ante Temperley Palote no estaba haciendo un buen partido, pero a los 8 minutos del complemento se despachó con un gol que no lo gritó, pero que provocó el festejo de la gente y además el reconocimiento cuando se fue reemplazado. Fue la tarde donde Palote y la hinchada Azul hicieron las paces.

Lepra Temperley 04

El mejor: Ya no es raro que Hernán Gautier figure en el podio de cada partido. El delantero volvió a demostrar que es el futuro de la Lepra, porque su desequilibrio y técnica lo hacen sobresalir del resto y hoy no fue la excepción. Él creó la jugada del empate, porque fue quién recibió la infracción en el área y luego de recibir la bendición de Walter García (el encargado de los penales) anotó el empate. Después asistió a Palote Vega para el 2 a 1 redondeando una buena tarde.

A media máquina: Temperley desembarcó en Mendoza con un histórico ascenso a Primera obtenido la semana pasada. Por lo tanto no fue raro ver a un equipo sin todo su potencial desplegado y también otorgando varias ventajas de mitad de cancha para atrás. Si bien arrancó ganando el partido, luego se relajó y jugó con más ganas de volverse a Buenos Aires que de ganar el partido.

Invasión controlada: Lamentablemente el fútbol ya cuenta con otros clásicos que exceden a los partidos. Es que como suele ocurrir en casi todas las canchas de Argentina a fin de año, en el Bautista Gargantini algunos hinchas ingresaron a la cancha con la intención de robarles alguna prenda a los jugadores a modo de “recuerdo”. Sin embargo la fuerte presencia policial en la cancha y las personas de seguridad privada, lograron sofocar el intento de unas decenas de hinchas que se quedaron con las manos vacías.

Opiniones (2)
22 de julio de 2018 | 23:22
3
ERROR
22 de julio de 2018 | 23:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. PREPARATE LEPROSO, YA LLEGA TU PAPÁ.......
    2
  2. QUE FRIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    1