Deportes

Milito trabajó por última vez en Independiente

El ex defensor central e ídolo del Rojo dirigió su último partido en la reserva del club y dejó su cargo por diferencias con la dirigencia.

Gabriel Milito, ídolo de Independiente, dirigió esta tarde por última vez a la Reserva del 'Rojo', que igualó 2-2 contra Newell's en el estadio Libertadores de América que, por decisión de los directivos, lució a puertas cerradas al comienzo del compromiso.

El ex zaguero central del club de Avellaneda decidió alejarse de la conducción del equipo, en virtud de ciertas desaveniencias que mantuvo con la Comisión Directiva.


Sin embargo, el volante Federico Mancuello, a la noche y tras la victoria sobre Newell's Old Boys (1-0), le dio todo su apoyo. "Independiente necesita 100 Militos, teníamos uno y se nos fue", enfatizó.

De acuerdo a lo revelado por algunos de sus conducidos, el 'Mariscal' Milito irrumpió en llanto en vestuarios, una vez concluido el partido.

La medida de adelantar el arranque del partido (comenzó a las 17 y no a las 19.15 tal como estaba originalmente previsto) ocasionó, además, que la gente se privara de despedir al otrora jugador del Barcelona. Los directivos argumentaron, para jugarlo a puertas cerradas, que debían abonar "un alto costo" del operativo policial, al incrementarse de cuatro a seis horas como mínimo.

Así, en una tarde gris por la lluvia y por las circunstancias que rodearon a este partido, Milito le dice adiós, aunque sea en forma provisoria, a un proyecto que había empezado a capitanear desde hace un año como mínimo.

La formación de Independiente en la Reserva incluyó a Gonzalo Rehak; Rodrigo Moreira, Alejandro Gómez, Fabricio Bustos y Julián Vitale; Fabián Monserrat, Facundo Onraita, Leonel Miranda; Ezequiel Denis; Eloy Rodríguez (autor de los dos goles) y Christian Ortiz.  


Opiniones (1)
20 de junio de 2018 | 05:37
2
ERROR
20 de junio de 2018 | 05:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cuando los advenedizos que usan al GLORIOSO INDEPENDIENTE para hacer política y negocios se apropian del Club, los GRANDES como Milito terminan yéndose. Que tristeza para los que queremos al ROJO.
    1