Deportes

La esposa de Federer generó problemas en el equipo suizo

En pleno partido entre los suizos por el Torneo de Maestros, la esposa de Federer llamó "bebé llorón" a Wawrinka.

La mujer de Roger Federer llamó "bebé llorón" a Stanislas Wawrinka durante la semifinal del Masters de tenis de Londres, según aseguró hoy el diario "The Telegraph".

A tres días de que los jugadores suizos se midan a Francia en la final de la Copa Davis en Lille, el periódico británico publicó hoy un video en su página web en el que se ve a Wawrinka discutir aparentemente con Mirka, la esposa de Federer.

"Sólo pido que no lo hagas antes del saque, sólo pido que no lo hagas antes del saque", exclamó Wawrinka durante el undécimo juego del tercer set de la semifinal de Londres, en la que perdió por 4-6, 7-5 y 7-6 (8-6) en casi tres horas tras desaprovechar cuatro match points.

"Bebé llorón", respondió una voz femenina desde la grada, la de la esposa del ex número uno del mundo, según "The Telegraph".

"¿Qué dijo?", señaló Wawrinka inmediatamente después y mirando al juez de silla del encuentro, Cedric Mourier.

Federer y esposa


Las miradas que se cruzaron Wawrinka y Federer durante la semifinal del sábado dieron indicios de ciertos problemas, y en la noche del domingo el ex tenista John McEnroe, que estuvo en Londres como comentarista para ESPN, reveló que "algo pasó en el vestuario entre Fed y Wawrinka".

"Y duró buena parte de la noche", completó el ex número uno del mundo, que no habla francés y podría no haber interpretado cabalmente lo que sucedió en la zona de jugadores del O2 Arena, una instalación en la que cada tenista cuenta con vestuario individual.

Otras fuentes hablaron sin embargo de una discusión a los gritos entre Federer y Wawrinka en el gimnasio tras el partido.

Campeón de 17 Grand Slam, Federer intentó calmar un poco el fuego el lunes por la noche al colgar una foto en su perfil de twitter en el que se ve a todo el equipo suizo de la Davis sonriendo. Wawrinka, incluso, bromea con Federer al ponerle dos dedos sobre su cabeza.

"Es genial estar de nuevo con los chicos y el capitán (Severin) Lüthi", escribió el actual número dos del mundo en la red social.

Pero a pesar de la sonrisas, aún hay dudas de que Federer llegue en plenitud física a la final de la Davis, a partir del viernes sobre el polvo de ladrillo de Lille, tras verse obligado a renunciar a la final del Masters del domingo por un problema de espalda.

El tenista de 33 años, que viajó el lunes a Lille en un avión privado, aseguró que está mejorando.

El líder suizo participará hoy en una rueda de prensa previa a la final.

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 00:47
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 00:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"