Deportes

Manu salvó la ropa en una noche con tres argentinos

Ginóbili marcó 12 puntos para el triunfo de los Spurs. Scola y los Pacers cayeron, al igual que los Knicks de Prigioni. Toda la jornada.

Y tal como lo refleja el presente de cada uno de sus equipos, tras una nueva jornada de la NBA el único argentino que se fue con una victoria fue Emanuel Ginóbili, ya que tanto Luis Scola como Pablo Prigioni terminaron lamentando sendas derrotas.

El bahiense, con 12 puntos en la victoria a los Spurs por 94-92 sobre los Hawks, estuvo a tono con sus últimos partidos, es decir, errático en los tiros de campo, pero productivo desde los intangibles. Sin embargo, el cierre del partido estuvo en sus manos. Ante una diferencia exigua en los últimos minutos, Manu se hizo cargo de la naranja y fue reiteradas veces a la línea de libres. Desde allí estuvo infalible (7/7) y a falta de menos de cuatro segundos marcó los dos puntos que terminaron siendo decisivos.

Ginóbili finalizó con 12 tantos, producto de esos siete libres, un triple y dos dobles sobre siete intentos. Además, bajó cuatro rebotes, entregó tres asistencias y robó una bola en casi 26 minutos. Las figuras de San Antonio, que llega a un récord de dos triunfos y una caída, fueron, cuándo no, Tony Parker (17 tantos y siete asistencias) y Tim Duncan (17 y 13 rebotes).

Para Scola, en tanto, la titularidad en los Pacers ante la lesión de David West no se traduce en victorias ni en actuaciones estelares. Indiana sumó su cuarta caída en cinco partidos y el ala pívot bonaerense anotó seis puntos, bajó siete rebotes y dio tres asistencias en sus 23 minutos en cancha.

Fue aceptable la labor del capitán de la Selección Argentina, pero Indiana perdió ante Washington por 96-94, debido en gran parte a la estelar actuación del base John Wall, quien totalizó 31 puntos, 10 asistencias y seis rebotes.

Por último, Pablo Prigioni tuvo su peor noche desde el inicio de esta temporada. Es que el cordobés perdió lugar a manos del juvenil Shane Larkin en la rotación de Derek Fisher y apenas completó seis minutos en cancha. En ese tiempo erró sus dos tiros de campo y solo bajó un rebote. A su equipo le costó mucho entrar en ritmo y su estrella, Carmelo Anthony, volvió a tener una noche para el olvido (13 puntos, pero apenas 5/21 de campo).

Los Knicks peleó para remontar un déficit de 15 puntos a falta de menos de cinco minutos, pero no pudo hacer mucho ante los Pistons, que con el 98-95 final terminaron celebrando su primrea victoria de la temporada, en buena parte gracias a los 23 puntos y 18 rebotes de su ala pívot, Greg Monroe.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 03:36
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 03:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"