Deportes

¿La última temporada de Ginóbili en la NBA?

Manu jugará una nueva temporada en el mejor básquet del mundo con 37 años y finalizará su contrato con los Spurs el año que viene.

Los que llevan tiempo prediciendo el final del argentino Manu Ginóbili tienen al término de la nueva temporada un nuevo indicio: el astro de 37 años de los San Antonio Spurs finaliza su contrato y él mismo baraja la idea de que acabe su camino en la NBA.

"No me quedan muchas opciones de pretemporadas. Tal vez una, o ninguna", dijo en su última columna en el diario argentino "La Nación".

Ginobili miami spurs

Ginóbili afronta su décimo tercera y quizás su última campaña en la NBA ya con algunos problemas físicos, con el éxito de haber logrado su cuarto anillo de campeón en junio y con el enfado por no haber podido disputar el Mundial de España con la selección albiceleste debido a una fractura por estrés en el peroné derecho.

Los Spurs no permitieron que el zurdo forzara su ya golpeado cuerpo. "Me sentí dolido, y todavía lo estoy. Por supuesto que entiendo por qué lo hicieron, pero no me gustó, y estuve en desacuerdo", dijo en el primer día de pretemporada.

Conseguido el cuarto anillo y con 37 años, Ginóbili quería jugar y despedirse de la selección, con la que ganó el oro olímpico en Atenas 2004. Estaba dispuesto a arriesgar y a poner en peligro incluso su última campaña de contrato en San Antonio. Los Juegos de Río en 2016 quedan demasiado lejos ya para el escolta.

 "No me quedan muchas opciones de pretemporadas. Tal vez una, o ninguna" 

Ginóbili admitió que conversó con los responsables del equipo para distender la situación. "Creo que era necesario", dijo al comienzo de la pretemporada, tratando de dejar atrás casi el único incidente en una relación que ha sido idílica.

Las molestias en el peroné no impidieron que el argentino brillara en los playoffs del año pasado con 14,3 puntos y 4,1 asistencias en 25,5 minutos de juego de media.

El peroné ha mejorado, pero siguen molestando dolores habituales como en el tendón de Aquiles o en el dedo pequeño de su pie izquierdo. La falta de actividad durante la pretemporada le ha hecho empezar por detrás del resto de sus compañeros, que buscan enlazar dos títulos consecutivos, algo que no pudo hacer aún el campeón de 1999, 2003, 2005, 2007 y 2014.

Poco importa que el día 28 en el debut ante Dallas Mavericks el argentino no esté al 100 por ciento. El técnico, Gregg Popovich, volverá a gestionar con mimo los minutos de sus hombres más veteranos como Tim Duncan y Ginóbili. Los Spurs fueron la temporada pasada el primer equipo en la historia de la NBA en el que ninguno de sus jugadores disputó 30 minutos de media en la temporada regular. El banquillo, desde donde sale el argentino, aportó 45,1 puntos, la cifra más alta de las 30 franquicias.

En la encuesta publicada hoy entre los managers generales de la NBA, los Spurs, que no incorporan caras nuevas ni han perdido a ninguno de sus principales hombres, son los principales candidatos a ganar el anillo muy por delante de los nuevos Cleveland Cavaliers de Lebron James.

Popovich vuelve a ser considerado como el mejor técnico, mientras que el francés Boris Diaw es el mejor secundario con Ginóbili tercero junto a otros.

Repita o no título San Antonio, a final de campaña se volverá a hablar del futuro de Duncan, de 38 años, de Popovich, que dirige desde 1996, y de Ginóbili, que tiene 37 y deberá renovar o no contrato. Junto al francés Tony Parker son las columnas del éxito continuado de los Spurs, que algún día deberán hacer la renovación, pronosticada desde hace años e innecesaria de momento.  

Opiniones (0)
19 de julio de 2018 | 16:44
1
ERROR
19 de julio de 2018 | 16:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"