Deportes

Los All Blacks dejaron sin entrenador a los Wallabies

Tras la derrota ante Los Pumas en Mendoza y la caída de hoy en Brisbane, Ewen McKenzie presentó su renuncia.

La victoria de Nueva Zelanda sobre Australia en el descuento (29-28) en Brisbane con motivo del tercer partido de la Bledisloe Cup, el tradicional trofeo que disputan cada año las dos potencias del hemisferio sur, provocó la dimisión del entrenador australiano Ewen McKenzie.

"No le he pedido a Ewen (McKenzie) que dimita pero comprendo su decisión", afirmó en un comunicado el presidente de la Federación Australiana de Rugby (ARU), Bill Pulver. "Me ha informado esta mañana (sábado) de su intención de dimitir fuera cual fuera el resultado del partido", añadió el directivo.

Los All Blacks , vigentes campeones del mundo, venían de perder su primer partido en dos años, contra Sudáfrica (27-25), y este sábado estuvieron a punto de claudicar de nuevo tras ir por detrás en el marcador todo el encuentro. Pero, finalmente se impusieron gracias a un try de Malakai Fekitoa, convertido por Colin Slade, con el tiempo ya cumplido.

Los tries de Nick Phipps (minuto 12), Bernard Foley (39) y Adam Ashley-Cooper (42), de los que Foley convirtió el primero y el último, y los penales anotados por el propio Foley (32, 58 y 77) mantuvieron a ralla a los neozelandeses hasta el minuto 80.

Los visitantes se mantuvieron en el partido gracias a tres tries -Cory Jane (15), Dane Coles (35), Aaron Smith (69)-, de los que Bauden Barrett transformó dos (15 y 69), además de sumar un penal (53), antes de los siete puntos salvadores anotados por Fekitoa y Slade.

Una derrota cruel para los Wallabies, que venían de perder ante los Pumas en Mendoza, y su entrenador Ewen McKenzie, envuelto en una enorme polémica que implica también al back Kurtley Beale, apartado de la selección hasta nueva orden, y a la exresponsable comercial del equipo.

Pese a que no podían ganar la Bledisloe Cup, cuya conservación aseguraron los All Blacks en los dos primeros partidos (en las dos primeras jornadas del Rugby Championship-2014), los australianos creyeron durante muchos minutos que podrían cosechar su primera victoria dese agosto de 2012 contra su gran rival.

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 07:57
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"