Deportes

El defensor de Cipolleti reconoció que siente vergüenza

Marcos Lamolla desató ayer una batalla campal en el clásico de Río Negro entre el Cipo y el Deportivo Roca.

El defensor de Cipolletti de Río Negro, Marcos Lamolla, dijo sentirse arrepentido por los graves incidentes que protagonizó en el clásico ante Deportivo Roca, en donde fue expulsado e inició una gresca generalizada.



"Siento vergüenza por lo que hice", afirmó el jugador tras los graves incidentes que se vivieron en el clásico, y que comenzó cuando se trenzó en una pelea con Fernando Fernández, que derivó en una batalla campal en el estadio Maiolino.



"El clima era caliente, era un clásico y las cosas no se estaban dando como se deberían dar. Un par de proyectiles a un ayudante del cuerpo técnico, mucha pirotécnica, había cosas que ya no estaban bien", relató Lamolla en declaraciones a TyC Sports.



Lamolla, de 30 años, indicó igualmente que todos esos factores externos "no justifican" lo que hizo, cuando tras recibir la tarjeta roja por parte del árbitro, corrió a su rival y desató la trifulca que terminó con 12 expulsados, pero también con varios lesionados por los golpes que se propinaron.



 "Estuve muy mal y siento vergüenza porque son cosas que no tienen que pasar. Con 30 años no me había pasado algo así. Fue un segundo de impotencia y la situación la manejé muy mal. Siento vergüenza por lo que hice", comentó.

Lamolla comentó que luego de que se generaron los incidentes, desde las tribunas comenzaron a tirarles piedras "y los enfermeros no querían atender a un compañero (Nicolás Alegría) que estaba (inconsciente) en el piso".

"Fueron muchas cosas que se manejaron mal, más allá de que mi agresión no tiene justificación", aclaró.

Lo increíble, es que el partido se disputaba por la décima fecha del Torneo Federal A y el miércoles próximo miércoles deben enfrentarse por la Copa Argentina.

En tanto, resta esperar el informe del árbitro y la pena que recaerá sobre los jugadores involucrados, especialmente Lamolla, quien corrió más de 50 metros para agredir a Fernando Fernández, en lo que derivó en un desmadre de todos los jugadores.

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 02:40
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 02:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"