Deportes

Lionel Messi revoluciona a todo China

Miles de fans fueron a recibir a La Pulga en Pekin. La Selección se presentará el sábado ante Brasil en la capital china.

El reencuentro de Lionel Messi con el seleccionado después de la experiencia vivida en Brasil 2014 estuvo marcado por la euforia que genera su figura. La llegada al país que le dio una de sus primeras grandes alegrías, cuando ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2008, significó una gran cantidad de demostraciones de admiración y respeto en el marco de la previa del clásico con Brasil, que se disputará el sábado que viene (a las 9.05 de nuestro país).

La vorágine alrededor de Messi no se detiene. Se repitió lo mismo que se vivió cuando visitó China en 2010, con Barcelona. Ahora, además, volverá a vestir la celeste y blanca por primera vez después de aquella derrota ante Alemania (0-1) en la final de la Copa del Mundo de Brasil, ya que no estuvo en el debut del ciclo del Tata Martino en el amistoso ante Alemania, en Düsseldorf. Y lo hará nada menos que en el Superclásico de las Américas ante Brasil, en el que será el primer encuentro de la selección mayor en territorio chino.

La llegada de la Pulga movilizó a los fanáticos chinos, tanto en el aeropuerto como en el hotel en el que se aloja el seleccionado, donde por la noche el entrenador comandó su primer entrenamiento con vistas al partido ante los brasileños.

Como sucedió en otros destinos llamativos y exóticos para la mirada occidental, como por ejemplo en Calcuta (India), Dacca (Bangladesh) y Ryad (Arabia Saudita), la presencia de Messi despertó la reacción espontánea de cientos de brazos que levantaron las cámaras para inmortalizar el desembarco de una de las figuras más conocidas del planeta.

Después del arribo y de una salida en el hall principal un tanto traumática, una sonrisa se dibujó en un Messi vestido con una camiseta gris. Es que le causó gracia la manera en que Javier Mascherano, Ángel Di María y Sergio Agüero aprovecharon para salir como perfectos desconocidos detrás de la muchedumbre que se movía al ritmo de los custodios oficiales que el gobierno chino le puso al rosarino.

Con 22 futbolistas y con la única ausencia del volante Ever Banega, ya que su llegada esta prevista para hoy en el mediodía de China, el plantel realizó el primer entrenamiento entre las 18 y 19.30 (hora local) en el Centro de Entrenamientos Olímpico, un estadio construido para los Juegos de 2008, ubicado a diez minutos del hotel Sheraton, donde se hospeda el plantel. Allí se concentró, una vez más, una multitud de fanáticos para recibir a Messi, que recibió otra ovación.

Tras un corto descanso, los futbolistas argentinos se dirigieron al centro de entrenamiento, donde el preparador físico Elvio Paolorosso dispuso trabajos diferentes "dependiendo de la carga de minutos que arrastraban del último fin de semana", según informó la página oficial de la AFA.

Con la presencia de Neymar, 17 de los 23 jugadores convocados por el técnico Dunga participaron del primer entrenamiento del conjunto brasileño en suelo chino.

Según declaraciones del defensor Miranda a la agencia alemana DPA, el partido ante la Argentina representa una oportunidad para borrar los malos recuerdos del último Mundial, cuando terminó con derrotas ante Alemania (1-7) y Holanda (0-3). Luego jugó un par de amistosos ante Colombia y Ecuador (ganó ambos 1-0), pero éste será el primer choque ante un seleccionado de peso. "La selección brasileña necesita recuperar la autoestima, y sólo lograremos hacerlo si derrotamos a los grandes equipos. Enfrentaremos a los subcampeones mundiales, un gran adversario que nos exigirá mucho."

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 23:43
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 23:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"