8 claves para estar en forma ¡Sin dietas!

Si sos de los que piensan que las dietas son un mal a erradicar, pero todavía te queda un resto de cordura como para no dejarte estar, esta nota es para vos.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.
¿Odiás las dietas? ¿Casi podría decirse que tenés un problema personal con ellas?

¿Nunca te funcionaron y estás decidido a no volver a intentarlo? Lo entendemos. Sin embargo, dejando de lado cualquier procedimiento complicado marcado por movimientos lunares,

hay hábitos sencillos para incorporar a tu vida que te van a ayudar a mantener tu peso

, sin locuras y con una alimentación saludable. Seguí leyendo...

Oliva

1. Divorciate de la manteca. No caigas en la tentación de seguir al pie de la letra las recetas híper calóricas que recomiendan saltear inocentes verduras con una cucharada de manteca. ¿Qué te hicieron para merecer eso? Reemplazala por aceite de oliva (en menor cantidad) y suprimí 30 kcal por comida. No es nada, ¿no? Ahora multiplicá ese número por todas tus comidas semanales... wow. Ahorro semanal: 2902. Usá platos pequeños -si son azules, mejor-. Esto es para engañar a tus sentidos. Estudios recientes han demostrado que los objetos azules suprimen el apetito, razón por la cual no vemos demasiados alimentos de ese color ofrecidos en las góndolas. El truco del tamaño ya lo explicó Cormillot: la ilusión óptica de un plato lleno de comida te dejará satisfecho. Ahorro semanal: 500

Especias

3. Cociná con especias, no con aderezos. Estos últimos son una bomba de calorías y químicos encubiertos mientras que las especias aceleran tu metabolismo, hacen que comas más lento y, además, son ultra foodies. Cinco cucharadas que permanezcan en el pote harán la diferencia. Ahorro semanal: 500 

Tomar agua

4. Cortá con la gaseosa. No hace falta contarte la cantidad de calorías que tiene una regular, pero, para peor de males, está comprobado que las versiones light también engordan. Aunque no contienen calorías, aumenta el nivel de glucosa en la sangre, algo que muchas veces deviene en un colosal aumento de peso. ¿Para qué casarte con una bebida que ni siquiera te desinhibe? Ahorro semanal: 1.3505. En cambio, la cerveza tiene una razón de ser. Como nadie merece privarse de una entre semana, te recomedamos elegir las menos robustas. Inclinate por una light como la Miller o mantenete alejado de las artesanales. ¡Reservalas para ocasiones especiales!Ahorro semanal (por 5 porrones): 365

Cafe

6. Madurá. El café negro tiene casi cero calorías. Mientras que cualquier agregado de crema, jarabe o incluso leche, arruinará ese redondo y perfecto número. Si sos de los que llegan a tomarse 10 tazas por semana, tu cuerpo sentirá la diferencia. Ahorro semanal: 3607. Existe un ejercicio muy efectivo para practicar en la oficina: levantarse de la silla. Está comprobado científicamente que después de permanecer una hora sentado, tu cuerpo minimiza la producción de las enzimas encargadas de quemar la grasa. Un viaje a la fotocopiadora, a la máquina de café, al escritorio de ese compañero/a que te querés levantar... cualquier excusa es válida.Gasto semanal: 828

Caminar a tu perro

8. Caminá más. Bajarte del subte una parada antes o sacar a pasear a tu perro durante veinte minutos son costumbres que cambiarán tu vida. Descargá algún programita que cuente los pasos en tu smartphone y asegurate de marcar al menos 10.000 por día. Gasto semanal: 10,142

Esperamos que esta nota te ayude a incorporar hábitos saludables. No queremos que te vuelvas un contador de calorías ni mucho menos (en Food Lovers creemos en la alimentación equilibrida y una mente saludable), si no que veas como con un par de secretitos ya podés sumar para llegar al verano con un peso que te resulte cómodo. 

Vía GQ Life 

Fotos: Internete