Deportes

Sigue grave pero estable el piloto accidentado en la F1

El piloto francés Jules Bianchi se mantiene en estado "crítico pero estable" en el hospital de Yokkaichi.

El piloto francés Jules Bianchi, accidentado el domingo en el Gran Premio de Japón de Fórmula 1, se mantiene en un estado "crítico, pero estable" en el hospital de Yokkaichi, pero puede contar con el apoyo de sus padres, llegados este lunes tras un largo viaje desde Francia. 

De Niza a Yokkaichi, pasando por Dubái y Osaka... casi 24 horas han tardado los padres de Jules, Christine y Philippe Bianchi, en llegar al hospital para poder estar junto a su hijo, de 25 años, víctima el domingo de un concurso de circunstancias desgraciadas que desembocó en un dramático accidente, cuando su monoplaza chocó contra una grúa que trataba de sacar de la pista a otro coche accidentado en el circuito de Suzuka y que ha provocado un nuevo debate sobre la seguridad en la disciplina reina de los deportes del motor. 

"Compréndanlo bien, es muy, muy grave (su estado de salud)", declaró el portavoz de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) Matteo Bonciani, muy emocionado por su estrecha relación con Bianchi, al hablar brevemente a los periodistas por deseo de los padres del piloto. 

Bonciani precisó que Bianchi se encuentra "estable", un término médico que significa que no ha habido evolución en el estado del paciente, ni en un sentido positivo ni en negativo. 

Piloto


Quizá el martes se difunda un parte médico con más precisiones, una vez que lleguen al hospital japonés Nicolas Todt, agente de Bianchi, y sobre todo, del profesor Gérard Saillant, cofundador junto a Jean Todt, actual presidente de la FIA y padre de Nicolas, del Instituto del Cerebro y de la Médula Espinal (ICM, por sus siglas en francés). 

Fundado en 2005, este instituto es un centro pionero de investigación sobre enfermedades neurológicas y psiquiátricas, así como de paraplejias diagnosticadas tras accidentes. Saillant ya acompaño a Michael Schumacher cuando el expiloto alemán sufrió un grave accidente de esquí en la estación francesa de Méribel, en diciembre de 2013. 

Sin declaraciones en toda la jornada

Los padres de Jules Bianchi no atendieron a los periodistas porque "no estaban en condiciones de hablar ante la prensa" tras un viaje tan largo y en esas condiciones, según el vocero de la FIA, que trasladó la demanda de la familia de "respetar su intimidad". 

Bonciani se enfrentó a un cámara de Canal Plus Francia que trató de grabar la llegada de los padres al hospital japonés. El martes por la mañana, los progenitores de Jules seguramente se reunirán con el equipo de neurocirujanos que se ocupa de su hijo, piloto de la escudería Marussia desde 2013.

Bianchi se salió de la pista a gran velocidad en la vuelta 42 del Gran Premio de Japón y chocó contra la grúa que trataba de retirar el monoplaza del alemán Adrian Sutil, que se había accidentado en el mismo punto unos instantes antes. 

Durante toda la jornada se impuso la consigna del No comment ("Sin comentarios") sobre el estado de salud del joven piloto entre todos aquellos que le visitaron en el hospital, ya fuesen miembros de la escudería, como el Team Principal John Booth y el propietario Graeme Lowdon, su fisioterapeuta personal Andrea Ferrari, o el piloto venezolano Pastor Maldonado (Lotus), que comparte agente con Bianchi y con el brasileño Felipe Massa, Nicolas Todt. 

Maldonado, que ya había visitado el hospital el domingo por la noche junto a Massa, se pasó tres horas el lunes por la mañana en el centro sanitario antes de volar hacia Sochi, la ciudad rusa que albergará el próximo Gran Premio, el domingo, en el que debía ser el momento clave de la temporada para Marussia, el modesto equipo angloruso que nació con el nombre de Virgin en 2010. 

A primera hora de la noche, poco antes de la llegada de los padres de Bianchi, un médico de la FIA, el doctor Ian Roberts, encargado de las operaciones de emergencia en pista, llegó al hospital, acompañado por Booth y Lowdon. 

En el interior del centro sanitario seguía estando el Team Principal de Ferrari, Marco Mattiacci. Bianchi se formó como piloto en la escuela de la Scuderia italiana. Durante la jornada, Marussia hizo público un comunicado en el que se pedía "paciencia y comprensión" y anunció que se harán públicos más adelante "partes médicos, en el momento más apropiado, en relación con el hospital de Yokkaichi".


Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 16:25
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 16:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"